El PSOE ganaría las elecciones generales, a seis escaños del PP

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 13/01/2020

El último barómetro de GAD3 para el diario “ABC” recoge el centro-derecha obtendría 168 diputados frente a los 144 del bloque progresista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la tribuna de oradores.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la tribuna de oradores.





El PSOE ganaría las elecciones generales dos meses después de la jornada electoral del 10 de noviembre pero con un margen mucho menos que el de los últimos comicios respecto al PP.  Según el último barómetro de GAD3 para el diario ABC, el partido de Pedro Sánchez obtendría un 26,3% de los votos (109 escaños), con un PP pisándole los talones y un 23,2% de intención de voto (103 escaños), una diferencia mínima si observamos los resultados del 10-N. Vox repetiría como tercera fuerza política, con un 15% de los votos (y 51 escaños) y Unidas Podemos también se mantendría en cuarta posición con un 12,4% de los votos (32 escaños). Ciudadanos recuperaría dos sillones y se pondría con un 7,3% (12 escaños), y Más País mantendría a sus votantes y su 1,5% de los votos (tres escaños). Los escaños restantes, 40, se repartirían en un 10,8% de los mismos



Esta hipotética repetición electoral plantearía un mapa político en el Congreso muy diferente al resultante tras las últimas elecciones generales: el bloque de centro-derecha superaría al de centro-izquierda. El PP, Vox y Ciudadanos acumularían el 45,5% de los escaños del Hemiciclo (168 diputados) frente al 40,2% del PSOE, Unidas Podemos y Más País (144 escaños). 




Un escenario diferente en una situación similar a la de ahora

Después de que el Consejo de Ministros haya prometido su cargo frente al rey Felipe VI, este resultado arroja un nuevo escenario a la política nacional. Con el nacimiento de este nuevo Gobierno, el candidato a la Presidencia del Gobierno podría ser Pablo Casado en esta situación hipotética.



Sin embargo, la conformación del Gobierno y de los apoyos previos a la investidura para permitir la gobernabilidad del centro-derecha sería complejo, con una extrema derecha que impondría sus intereses para apoyar, desde dentro del Ejecutivo o con su apoyo externo, las políticas del presidente del PP, y con un Ciudadanos que, aunque descafeinado, también pondría sus líneas rojas. 


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar