ESPAÑA | ESPAÑA, EN ESTADO DE ALARMA

El Gobierno busca el equilibrio entre Ciudadanos y ERC para aprobar los PGE en otoño

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 05/06/2020

La mano tendida de los de Arrimadas a apoyar unas cuentas de la reconstrucción podría quitar peso a las pretensiones independentistas de la mesa de negociación entre el Ejecutivo y Cataluña.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión de control al Gobierno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión de control al Gobierno.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

La desescalada de las medidas del coronavirus nada tiene que ver con la desescalada de la tensión política. Con el principal líder de la oposición, el PP, encerrado en sus cuatro paredes de Génova 13 con la intención de no escuchar más que a su portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, el Gobierno intentará sacar adelante los primeros Presupuestos Generales del Estado (PGE) progresistas desde 2011. La mayoría absoluta que alcanzó el pasado miércoles en el Congreso en la sexta prórroga del estado de alarma (177 votos a favor) ha sido un balón de oxígeno para La Moncloa estudie la fórmula para incluir a Ciudadanos y ERC en la misma ecuación cuyo resultado sea la aprobación, en otoño, de unos Presupuestos actualizados y más que necesarios en la situación social, económica y política que vive el país.

La mano tendida del partido naranja ha sido una sorpresa para todo el arco parlamentario. Primero, para el propio Gobierno, que creía que la XIV legislatura tendría que transcurrir entre las pretensiones de los republicanos y de EH-Bildu para sacar adelante votaciones importantes. Segundo, a su socio de gobierno en muchas comunidades autónomas: el PP. Pablo Casado ve cómo Arrimadas retorna al centro político que abandonó Albert Rivera y, aunque ambos se nieguen en reconocerlo, los ejecutivos de Madrid, Murcia, Andalucía y Castilla y León podrían peligrar con este viraje hacia la socialdemocracia de Ciudadanos. Eso sí: concurren juntos a las elecciones vascas por su oscuro futuro en la región.

Los de Oriol Junqueras aseguran por activa y por pasiva que un acuerdo apoyado en los naranjas y en ellos es incompatible. El portavoz del partido en el Congreso, Gabriel Rufián, ha endurecido el discurso frente al Ejecutivo y frente a su socio de gobierno en Cataluña, JxCAT. Las elecciones autonómicas están a la vuelta de la esquina y Esquerra aspira a superar a Quim Torra o a quien le suceda en la cabeza de lista de los antiguos convergentes, algo que le aseguran todas las encuestas. 

Por lo tanto, las nuevas cuentas de la reconstrucción podrían favorecer a los de Ciudadanos. Desde la formación naranja aseguran que estarían dispuestos a negociar unas líneas presupuestarias de centro, algo que chocaría con el programa político que se pactó para formar el gobierno de coalición. Sin embargo, la situación es muy delicada, y los próximos meses serán duros. Por ello, mientras Arrimadas ofrecería sus 10 diputados para facilitar la aprobación de medidas al Ejecutivo, Sánchez podría quitarle peso a las pretensiones independentistas de la mesa de negociación y podría cambiar la geometría variable del Congreso de los Diputados. 

TAMBIÉN EN: