La JEC multa a Pedro Sánchez con 500 euros

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 23/01/2020

El presiente del Gobierno usó de manera electoralista el Palacio de La Moncloa al conceder una entrevista en "Al rojo vivo" durante la campaña electoral del 10-N.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante la entrevista que ha hecho que la JEC le abra un expediente sancionador.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante la entrevista que ha hecho que la JEC le abra un expediente sancionador.

La Junta Electoral Central (JEC) ha multado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a pagar 500 euros por el uso electoralista que dio al Palacio de La Moncloa durante la campaña electoral del 10 de noviembre. El por entonces candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno dio una entrevista en Al rojo vivo para pedir el voto a los ciudadanos.

La JEC declara que Sánchez aprovechó "los medios públicos de que disponía, en su condición de presidente del Gobierno en funciones" para realizar una "entrevista de referencia". Además, asegura que se vulneró el artículo 50.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), que recoge el "quebrantamiento del principio de neutralidad que todo poder público debe respetar durante el proceso electoral" y, por ende, el 8.1, que defiende "el principio de igualdad de armas entre las formaciones políticas contendientes en las elecciones". 

La votación ha salido adelante con siete votos a favor y dos en contra. Los vocales Ana Ferrer García, Antonio Vicente Sempere Navarro, José Luis Seoane Spiegelberg, Inés Olaizola Nogales, Consuelo Ramón Chornet y Juan Montabes Pereira defendían la archivación del expediente disciplinario del líder socialista. 

El primer presidente del Gobierno expedientado

Pedro Sánchez se convierte en el primer presidente del Gobierno en el ejercicio de su cargo expedientado por la JEC. La condena es la mínima que se le podía imponer frente a los 3.000 euros que podría haber alcanzado la máxima multa. 

Isabel Celaá, también expedientada

La JEC entiende que la ministra de Educación, que por entonces también era portavoz del Gobierno, deberá pagar 2.200 euros por presentar datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) sin haber sido publicados en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros durante la campaña electoral. "Vamos a seguir trabajando para conseguir que este país tenga el Gobierno fuerte que se merece", dijo Celaá. Esta es la frase por la que, por unanimidad, los miembros de la JEC han determinado que la ministra de Educación y Formación Profesional abone diche cantidad.