lunes, 12 de abril de 2021

El PP aplaude el giro de Ciudadanos a la izquierda porque piensa que le beneficia

El presidente del partido, Pablo Casado, siempre ha asegurado que la relación con Inés Arrimadas es muy buena y celebra su cambio de estrategia porque le deja, en su opinión, un hueco grande.


El PP aplaude el giro de Ciudadanos a la izquierda porque piensa que le beneficia
  • whatsapp
  • linkedin

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA







El PP parece seguro con su estrategia de estar entre dos aguas entre el centro y la derecha del espectro político. Por ello, la única reacción que tienen ante el acercamiento más que palpable del Gobierno con Ciudadanos y viceversa es aplaudirlo porque, a su juicio, eso les deja un espacio electoral muy amplio para acoger a diversos tipos de perfiles de votantes. 







Con el nuevo planteamiento del partido naranja, Inés Arrimadas ya no es un peligro electoral para Pablo Casado, según los populares. Se ha pasado de temer que Albert Rivera superara a los populares en unos comicios -estuvo cerca de ocurrir en las elecciones del 28 de abril, a solo nueve escaños de diferencia-, a pensar que son la única alternativa real por la derecha. La dirección de Génova 13 también confía en que Vox se vaya desinflando y los votantes que confiaron en Santiago Abascal vuelvan al partido al que votaron toda la vida. 

Lo único en lo que podría afectar este acercaamiento de los naranjas a La Moncloa es en el papel de los gobiernos autonómicos entre el PP y Ciudadanos. Si bien en la reunión que mantuvieron Casado y Arrimadas hace semanas se celebró la "buena salud" de los ejecutivos de Madrid, Murcia, Castilla y León y Andalucía, es verdad que la relación entre los socios no es tan buenaa como se quiere pintar. El gobierno de Madrid está en la UCI, con Ayuso y Aguado enfrentados -apenas mantienen contacto- y con los consejeros de uno y otro color político usando los medios de comunicación para acusarse mutuamente. 

Por ello, Casado solo espera a que el Gobierno se descomponga y estalle en mil pedazos ante sus ojos. Si bien el PP apostillaba ocn la idea de unas nuevas elecciones, ahora no tiene prisa. Es más: piensa que les favorece que Sánchez esté, cuanto más tiempo, mejor como presidente. El hipotético apoyo de Ciudadanos en votaciones importantes, como la de los Presupuestos Generales del Estado 2020 (PGE) con las reticencias de ERC y Unidas Podemos, la crisis económica y social, las crecientes exigencias de Iglesias... Solo pueden tensar cada vez más las relaciones personales entre los socios del Gobierno y que muchos ciudadanos vean con recelo las decisiones de La Moncloa. El presidente del PP solo espera la tormenta perfecta para atacar, un tornado que se estsá formando y que no tardará en tener sus efectos. 







Te puede interesar