domingo, 24 de octubre de 2021

Sánchez e Iglesias se reúnen para cerrar la reforma fiscal

Los líderes que podrían formar el primer gobierno de coalición de la democracia reciente llevan viéndose una vez a la semana para negociar aspectos conflictivos del Ejecutivo.


Sánchez e Iglesias se reúnen para cerrar la reforma fiscal
  • whatsapp
  • linkedin

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias siguen estableciendo los pilares del gobierno de coalición que pretenden formar sin contar aún con los votos necesarios para que el candidato socialista obtenga la mayoría del Congreso de los Diputados. Según el diario El Periódico, Los máximos representantes del PSOE y Unidas Podemos llevan reuniéndose al menos una vez por semana desde que se anunciara el preacuerdo para que ambas formaciones formaran un ejecutivo bipartido el pasado noviembre para llegar a acuerdos que fortalezcan el nuevo Gobierno. La última medida pactada ha sido los términos en los que se produzca la reforma fiscal. 

PSOE y Unidas Podemos tienen una perspectiva diferente sobre la subida de impuestos que gira en torno al IRPF: los de Sánchez pretenden que se implemente una subida generalizada de los mismos, mientras que la cúpula de Iglesias apunta a que esta se de solamente a las rentas más altas. En los fallidos Presupuestos Generales del Estado 2019 (PGE), Sánchez e Iglesias acordaron aumentar dos puntos el IRPF a las rentas superiores a los 130.000 euros y cuatro a las que superaran los 300.000. 

Sin embargo, todavía no se han trasladado los detalles acerca de esta reforma fiscal. El principal objetivo de Sánchez e Iglesias es dotar a la ciudadanía de los derechos que no pudo disfrutar durante la crisis económica, por lo que varias voces apuntan a que el acuerdo será un término medio entre los dos principales postulados del PSOE y Unidas Podemos.

Las negociaciones, difíciles en algunos términos

Los equipos negociadores, con la ministra María Jesús Montero por el PSOE y Pablo Echenique por Unidas Podemos, han chocado en varios encuentros. La reforma fiscal ha sido uno de los momentos más tensos entre los dos partidos de izquierdas desde que se anunciara el gobierno de coalición. Por ello, Sánchez e Iglesias han decidido abarcar esta negociación en primera persona para evitar males mayores.

Sin investidura a la vista

El PSOE sigue manteniendo la confianza de que Pedro Sánchez pueda revalidar su cargo al frente del Palacio de La Moncloa antes del Día de Reyes. Sin embargo, la zozobra de ERC preocupa a los socialistas: mientras que algunas voces, como las de Marta Vilalta, apuntan a que el acuerdo podría estar al caer y dependería del escrito de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad de Oriol Junqueras otras, como la del concejal de Barcelona Ernest Maragall, ha enfriado la posible cercanía de la investidura: "El acuerdo no está cerrado ni de lejos". 

Materialmente, las posibilidades de que el debate y votación sobre la investidura de Sánchez se produzca en el Congreso de los Diputados antes de que finalice el año son prácticamente inexistentes. El líder socialista no tiene todos los apoyos para que la investidura salga adelante con éxito, por lo que todas las miradas se sitúan en los primeros días de 2020. A pesar de que el otro día todo apuntaba a que Sánchez podría ser investido presidente la víspera de Reyes, el PNV ha puesto el foco en la segunda semana del año. El 8 de enero suena ahora como una posible fecha para el inicio del debate. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar