domingo, 24 de octubre de 2021

Talibanes prohíben a las niñas y adolescentes el regreso a clases en Afganistán

El decreto para que los estudiantes varones regresaran a la escuela secundaria no mencionaba a las niñas, lo que equivale a una prohibición de facto


Talibanes prohíben a las niñas y adolescentes el regreso a clases en Afganistán
  • whatsapp
  • linkedin

A las adolescentes afganas no se les permitió regresar a la escuela este sábado, cuando las aulas en todo el país reabrieron por primera vez desde que los talibanes tomaron el poder el mes pasado, lo que generó temores de que su nuevo gobierno fundamentalista prohibirá permanentemente la educación secundaria para las niñas.

La ausencia de las adolescentes en las aulas, mientras sus compañeros masculinos regresaban, siguió a un decreto emitido por los talibanes el viernes que ordenaba a los estudiantes y maestros masculinos regresar a las escuelas secundarias y seminarios religiosos; según informó The Wall Street Journal.

Los talibanes han prohibido efectivamente a las niñas la educación secundaria en Afganistán, al ordenar que las escuelas secundarias vuelvan a abrir solo para niños. Al respecto, las niñas no fueron mencionadas en el anuncio del viernes, lo que significa que los niños volverán a sus pupitres la semana que viene después de una pausa de un mes, mientras que sus hermanas todavía estarán confinadas en casa.

El Ministerio de Educación talibán dijo que las clases de secundaria para niños de séptimo a duodécimo grado se reanudarían el sábado, al comienzo de la semana afgana. "Todos los profesores y estudiantes varones deben asistir a sus instituciones educativas", dice el comunicado. No se abordó el futuro de las niñas y las maestras, encerradas en casa desde que los talibanes tomaron el control.

El edicto convierte a Afganistán en el único país del mundo que prohíbe a la mitad de su población recibir educación secundaria. En una nueva señal de que el gobierno talibán recientemente anunciado está endureciendo las restricciones sobre las mujeres, el edificio del antiguo ministerio de asuntos de la mujer en Kabul ha sido entregado al ministerio recientemente restablecido para la prevención del vicio y la promoción de la virtud.

Este era el temido ejecutor del grupo en la década de 1990, acusado de golpear a las mujeres que violaban las reglas en todo, desde salir en público sin un tutor masculino, hasta un código de vestimenta obsesivamente prescriptivo que incluso prohibía los tacones altos.

La decisión sobre la educación tiene ecos preocupantes de las tácticas que utilizaron los talibanes en la década de 1990, cuando gobernaron por última vez en Afganistán, para prohibir la entrada de las niñas a la escuela, sin emitir una prohibición formal.

“La educación y la alfabetización están tan fuertemente valoradas en el Islam que los talibanes no podían prohibir las escuelas para niñas por motivos islámicos, por lo que siempre dijeron que las abrirían cuando mejorara la seguridad. Nunca lo hicieron. Nunca abrieron las escuelas”, dijo Kate Clark, codirectora de la Red de Analistas de Afganistán, que trabajaba en Afganistán en ese momento.

Esa decisión no supuso el fin de la educación de las mujeres, con algunas clases pequeñas en los hogares y escuelas administradas en provincias por organizaciones benéficas, dijo. Sin embargo, convirtió el derecho básico de la niñez a buscar una educación en una apuesta de alto riesgo.

“Siempre existió el temor de que pudieran cerrarse en un momento. O que los maestros serían golpeados o detenidos. Esto ocurrió. Enseñar a las niñas era arriesgado, un valiente acto de resistencia, pero no imposible”.

Los talibanes parecían algo más abiertos a la educación de las mujeres cuando ordenaron que todos los estudiantes de la escuela primaria regresaran a clase y dijeron que las mujeres podían estudiar para obtener títulos, aunque en un sistema estrictamente segregado por género que reducirá drásticamente el rango y la calidad de las opciones de las mujeres.

La educación universitaria para las jóvenes afganas podría estar en peligro

Pero si las escuelas secundarias no vuelven a abrir para las niñas, los compromisos de permitir la educación universitaria dejarían de tener sentido, una vez que se gradúe la actual cohorte de estudiantes.

El gobierno de los talibanes busca reconocimiento y fondos internacionales, ya que Afganistán se encuentra al borde del colapso económico y es consciente de que la comunidad internacional está observando con especial atención el trato que da a las mujeres.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Maribel Torres

Lic. en Comunicación Social, con experiencia en medios impresos como periódicos, revistas y publicaciones institucionales. La experiencia profesional también incluye la redacción de contenidos web publicitarios para mejorar el posicionamiento SEO, Search Engine Optimization de diferentes productos comerciales de uso masivo y artículos web para promover destinos turísticos alrededor del mundo.

Te puede interesar