Sánchez y Casado llevan su pelea sobre la renovación del CGPJ a Europa

Pedro Sánchez negocia en el Consejo Europeo del reparto de fondos mientras Pablo Casado se reúne con Ursula von der Leyen para criticar la posible injerencia del Poder Ejecutivo en el Judicial.

El presidente del PP, Pablo Casado; junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
El presidente del PP, Pablo Casado; junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los representantes políticos de los dos partidos más importantes de España, Pedro Sánchez y Pablo Casado, coincidieron este jueves en Bruselas sin mantener un mínimo contacto con dos objetivos diferentes: el presidente del Gobierno negocia el reparto de fondos europeos para la reconstrucción social y económica mientras que el líder de la oposición ha llevado a Europa la posible injerencia que se producirá en España con la reforma que el Gobierno quiere llevar a cabo para destacar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El líder del Ejecutivo no quiso hacer referencia al posible debate que se plantee en Europa sobre la reforma de las mayorías que deberían alcanzarse en el Congreso de los Diputados y el Senado -en segunda votación, solo mayoría absoluta frente a los tres quintos de la primera votación-. “Dicen que estarán atentos y que debemos hacerlo conforme a las reglas europeas”, aseguran desde Moncloa, quitándole hierro al asunto. Además, fuentes gubernamentales niegan que el reparto de fondos esté en peligro y es más: piensan que la presión europea moverá de casilla a los de Génova 13 y se acabarán sentando para negociar el reparto de sitios en el gobierno de los jueces. 

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, tachó de "polémica artificial" la queja del PP. Además, criticó la estrategia de los de Casado que, en Europa, siempre están "cuestionando la calidad democrática de España”, en línea "con lo que hicieron los independentistas. Ahí coinciden poniendo en cuestión la calidad de nuestra democracia”.

El presidente del PP se reunió con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, justo después de que el portavoz de la Comisión de Justicia diera un toque de atención a España por la proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos en el Congreso. El líder de la oposición exigió al Gobierno, antes de la reunión, que retire dicha reforma porque va en contra de la independencia del Poder Judicial. Además, tras la reunión, aseguraron que Casado no fue a “hablar mal de España, sino a asegurar los fondos que el Gobierno está poniendo en riesgo” en un gesto de "mostrar nuestra preocupación". 

Ya lo advirtió el líder popular el pasado miércoles en el Congreso. Casado advirtió que, Sánchez no rectifica y da marcha atrás en su intento de renovar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), el PP acudirá al Constitucional, y a las instituciones y tribunales europeos, y le pide que “no ponga en riesgo los fondos de reconstrucción por atacar el Estado de Derecho”. “En Europa ya ven a este país como un estado fallido, pero se equivocan. El único fallido es usted como presidente del Gobierno”, ha aseverado Casado.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...