sábado, 24 de julio de 2021

España e Italia se plantan ante Europa por sus escasas propuestas

Pedro Sánchez y Giuseppe Conte se negaron a firmar un acuerdo económico que ayude a los países miembros del Eurogrupo a luchar contra el coronavirus porque el sur lo considera "insuficiente".


España e Italia se plantan ante Europa por sus escasas propuestas
  • whatsapp
  • linkedin

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

La Unión Europea vive uno de los momentos más delicados de su historia, como hace meses con el Brexit, por la expansión del coronavirus por todo el continente. Las fuertes discrepancias entre el norte y el sur del Eurogrupo sobre cómo afrontar las consecuencias sociales y económicas del Covid-19 han enrocado las posiciones más que nunca y han enfrentado a cuatro países en dos grupos diferenciados: el sur, liderado por España e Italia, con el apoyo externo de Francia; y el norte, encabezado por Alemania y Holanda. Tales fueron las divergencias el pasado jueves entre los líderes europeos que se emplazó al Consejo Europeo a reunirse dentro de dos semanas para idear, mientras tanto, un plan económico que beneficie a todos los países miembros. 

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, defendieron un tipo de mutualización de deuda (los famosos eurobonos) para solventar en cierta medida la crisis económica, corta pero intensa, que vendrá después del paso del coronavirus por todos los países europeos. Sánchez y Conte aseguraron que el plan del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) es insuficiente en este momento para afrontar las consecuencias económicas del virus en sus estados, una red de seguridad para dar auxilio a los paísess que lo soliciten con el apoyo de todo el Eurogrupo que defienden tanto Alemania como Holanda.

La canciller alemana, Angela Merkel; y el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, defendieron con firmeza que los países que lo necesiten recurran al Mede, y se negaron a apoyar el lanzamiento de coronaboros para reducir deuda europea y que los países que requieran estas ayudas vayan pagando la cantidad requerida. La líder de Alemania llegó a asegurar que en ningún momento respaldará lanzar al mercado un "coronabono" porque su propio Parlamento se le echaría encima, después de los rescates que se ha hecho a varios países europeos en los últimos años, y se dejó en la manga varios ases por si tuviera que utilizarlos ante la falta de acuerdo del Consejo Europeo. 

España, Francia, Italia y otros países han orquestado un frente común para resonar en Europa con más fuerza y presionar a las insttituciones europeas a emitir una solución conjunta de cara al Covid-19. El pasado miércoles, varios líderes europeos -entre los que se encontraban Sánchez, Conte y Macron- pidieron a la Unión Europea una solución "conjunta y solidaria" para intentar que los países miembros sufran, cuanto menos mejor, las consecuencias del virus en sus respectivos estados. Sin embargo, habrá que esperar otras dos semanas a que se materialice ese gran "paquete de medidas económicas" que intenten aliviar los mercados nacionales. Una "solución" que tarda demasiado mientras el coronavirus sigue expandiéndose, cada vez a más velocidad, por todo el mundo. 

Te puede interesar