| EL CONDUCTOR DEL CAMIÓN DE LA MUERTE ESTÁ ACUSADO DE 39 HOMICIDIOS

Traficar con humanos: la nueva esclavitud que engorda las arcas de los mafiosos en todo el mundo

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 27/10/2019

La Unión Europea y EE UU son los destinos de afganos, chinos, vietnamitas, sirios, eslovacos, africanos, hindús…, que buscan un empleo y un futuro de vida, que arriesgan en el trayecto.

  • Un agente y su compañero canino descubren a un migrante oculto en la rueda de un camión.
    Un agente y su compañero canino descubren a un migrante oculto en la rueda de un camión.
  • Movimientos que hizo el camión donde han hallado 39 cadáveres (Gráfico Milenio).
    Movimientos que hizo el camión donde han hallado 39 cadáveres (Gráfico Milenio).

Las mafias que trafican con drogas y armas, no tienen suficiente con sus ganancias libres de impuestos que blanquean de mil maneras, especialmente con la compra de inmuebles; desde hace más de una década han hallado un nuevo nicho de negocio: traficar con personas que huyen de la guerra y la pobreza, hacia un futuro mejor, por el que pagan altas cantidades de dinero que no tienen y se convierten en deudas vitales que les llevan a la esclavitud, con trabajos sin contratos y mínimos sueldos que se van en liquidar a sus acreedores, el alojamiento y la manutención, en una subsistencia que aspira a mejorar con los años.



En camiones hacia la muerte



El jefe de investigación regional de la National Crime Agency de Reino Unido (NCA), Gerry McLean, informó, meses atrás, del incremento de la entrada de migrantes ilegales, escondidos en camiones, que llegan a través de los puertos, principalmente de Dover. El 23 de octubre, las alarmas saltaron al localizar 39 cadáveres de chinos y vietnamitas (en el condado de Essex), dentro del contenedor frigorífico que transportaba un camión. Mientras los forenses realizan minuciosas autopsias para conocer las causas, el momento de la muerte y las identidades de estos 31 hombres y 8 mujeres (entre ellas, una adolescente), han realizado las detenciones del chófer del camión, un irlandés de 25 años, acusado de 39 homicidios; y de 4 personas más (por el momento), incluido un responsable de la empresa irlandesa propietaria del vehículo, cuyo remolque está registrado en Bulgaria. Días antes, la misma NCA, arrestó a 5 sospechosos de introducir a 13 migrantes eslovacos, entre los que había un niño, encontrados en un compartimento de heno de un camión que transportaba ganado, en el puerto de Calais (Francia) el sábado, 19 de octubre, cuando trataban de embarcarlo hacia Reino Unido. En esta ocasión, Gerry McLean, dijo: “aquellos que buscan beneficiarse de facilitar la inmigración ilegal al Reino Unido, lo hacen por su propia codicia egoísta, y sin ninguna preocupación por la salud y el bienestar de los que se trasladan en condiciones inhumanas y degradantes”.





La ruta de Irlanda



En España, concretamente en el Aeropuerto de Son Sant Joan (Mallorca), entre el 9 y el 20 de octubre, los policías nacionales han apresado a 19 personas, procedentes de Argelia, Afganistán y Albania, que portaban documentación falsa y se dirigían a Reino Unido, a través de Irlanda, una nueva ruta abierta por las mafias, que ha puesto en el punto de mira policial a las dos organizaciones criminales irlandesas más relevantes. En los 10 meses del año, han detenido a 112 personas, en el mismo aeropuerto de Palma, por falsificación documental, un imprescindible para aquellos que cruzan fronteras de manera irregular y que las mafia facilitan e incluyen en el paquete: documentos falsos, transporte y, a veces, alojamiento y empleos basura. Como ejemplo, en agosto pasado, policías nacionales desmantelaron en Valencia y Las Palmas una célula mafiosa, que introducía chinos con destino a Reino Unido, bajo falsas identidades y previo pago de 30.000 euros.

El caso Essex

En estos últimos 6 días, desde el 23, en que se descubrió el contenedor frigorífico como un enorme y comunitario ataúd, los investigadores británicos rebuscan entre los múltiples dosieres que han reunido sobre las mafias irlandesas. Una de ellas, parece que la más potente, tiene fuertes lazos de arraigo en la costa mediterránea española. Desde hace más de una década (2008) las pesquisas de Policía Nacional les han llevado a múltiples detenciones de miembros del clan de Christopher Kinahan, al que llaman El Padrino irlandés, y sus hijos, Christopher y Daniel; incluso, la del capo, en su mansión de Estepona (Málaga), el 25 de mayo de 2010, en una operación coordinada con homólogos de Reino Unido, Irlanda y Bélgica, en la que sumaron 32 arrestos. Los agentes británicos, indagan ahora si alguna de las células de los Kinahan está detrás de este tráfico de persona, organizado a través de sus múltiples empresas en más de una veintena de países, incluida China.



flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar