ESPAÑA | ABANDONO DE DON JUAN CARLOS DE ESPAÑA

El incierto futuro de la reina Sofía

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 08/08/2020

La madre de Felipe VI tiene un papel comprometido, con su marido en otro país y su hijo pasando un momento delicado.

La reina Sofía presidiendo la reunión de la fundación que lleva su nombre.

La reina Sofía presidiendo la reunión de la fundación que lleva su nombre.

La reina Sofía está pasando el periodo vacacional, como se espera que haga el resto de la Familia Real, en el Palacio de Marivent de Palma de Mallorca. Sin embargo, serán unas vacaciones muy diferentes: la madre de Felipe VI volverá a Madrid con un futuro de lo más incierto. Su papel en la Familia Real está en el aire con la decisión de Don Juan Carlos de abandonar, “en estos momentos”, España. 

Es verdad que el Rey esperará a que las investigaciones judiciales avancen para decidir si le retira el título de emérito a su padre. No es algo difícil, pero Don Felipe quiere esperar hasta que sea inevitable. Sin embargo, doña Sofía se vería arrastrada también, algo que Felipe VI intentaría evitar a todos los efectos. 

El futuro sin Don Juan Carlos

El Ejecutivo no estudia publicar un texto gubernamental al menos por el momento. El Real Decreto 470/2014, de 13 de junio, que modificaba el 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y los regentes, otorgaba al padre de Don Felipe el tratamiento de majestad y honores análogos a los establecidos para la Princesa de Asturias, Leonor de Borbón. Este recogía lo siguiente: "Don Juan Carlos de Borbón continuará vitaliciamente en el uso con carácter honorífico del título de Rey, con tratamiento de Majestad y honores análogos a los establecidos para el Heredero de la Corona, Príncipe o Princesa de Asturias". La reina Sofía corría la misma suerte. En el caso de que se retirara este tratamiento al padre de Felipe VI, se intentaría que la madre del Rey continuara siendo emérita. 

Don Felipe podría acordar con el Gobierno la derogación del real-decreto por el que se concedía a Juan Carlos y a Doña Sofía el título de reyes emérito. Si se derogara dicho texto, Sofía pasaría a ser madre del Rey y Felipe VI podría limitar aún más los miembros de la Familia Real: la reina Letizia, la Princesa de Asturias, la infanta Leonor y él como Rey de España. A no ser que se publicara un real decreto nuevo cn el que se mantuviera el título de emérita para la reina, la madre del Rey volvería a pagar por algo que no ha hecho. 

A efectos prácticos, la madre de Don Felipe seguirá viviendo en el Palacio de La Zarzuela y mantendrá los actos públicos que le requiere su agenda institucional como miembro de la Familia Real. La emérita cuenta con el apoyo total de su hijo, que siempre ha mostrado su interés porque siga participando de la vida pública. Cabe destacar que Felipe VI y doña Sofía son los dos miembros de la Familia Real mejor valorados.