ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

La política se divide: el Gobierno pide respeto a Felipe VI y Podemos lo tacha de "huída"

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 04/08/2020

Los partidos y políticos, a título personal, mostraron su respeto e indignación a partes iguales ante la decisión del monarca emérito.

El rey Juan Carlos en su último acto como miembro de la Familia Real, en junio de 2019.

El rey Juan Carlos en su último acto como miembro de la Familia Real, en junio de 2019.

La política en pleno se ha posicionado, a favor y en contra, de la decisión de Don Juan Carlos de abandonar "en estos momentos" España ante las investigaciones judiciales a las que se enfrenta en España y Suiza por sus presuntas cuentas fraudulentas. La Moncloa y el PSOE han respetado la decisión del padre de Felipe VI y han alabado la "ejemplaridad y transparencia" reflejadas en su "traabajo y compromiso" con España del actual jefe de Estado.

El PP fue un paso más allá y destacó el legado histórico del rey emérito. El presidente del partido, Pablo Casado, expresó "nuestro respaldo a la labor ejemplar de SM el Rey Felipe VI al servicio de todos los españoles, y al papel esencial de la Corona como símbolo de la unidad y la continuidad histórica de la Nación española". La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, mantuvo su tono habitual y aseguró lo siguiente: "Perder toda esperanza. No mandaréis la Transición al exilio".

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se saltó la disciplina del Gobierno de esperar a que el propio presidente se pronuncie sobre la marcha del rey emérito y, com líder de Podems, aseguró que es una "actitud indigna" para un exjefe de Estado porque deja a la institución "en una posición muy comprometida". Por ello, pidió que permanezca en España "para responder ante su pueblo". 

 No fue la única voz morada que se pronunció. El portavoz de Podemos en la Cámara Baja, Pablo Echenique, aseguró que la marcha del exrey "no soluciona nada" y exigió, junto al ministro de Consumo y líder de Izquierda Unnida, Alberto Garzón, que se le retire el pasaporte para que no pueda salir del país porque "es una vergüenza nacional". "Desde Unidas Podemos vamos a seguir explorando todas las vías para que los negocios turbios de Juan Carlos de Borbón se investiguen a fondo, se conozca la verdad, se sepa hasta dónde y hasta quiénes llega la trama y se ponga fin a la impunidad", sumó. 

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, mostró su respeto a la decisión del rey Juan Carlos. "Quiero mostrar mi respeto por la decisión de Juan Carlos I de trasladar su residencia fuera de España. Y también agradecer que lo haga para que el actual Jefe del Estado desempeñe sus funciones en las mejores circunstancias. Todo mi apoyo a Felipe VI y a nuestra Constitución", aseguró en un mensaje. 

ERC, el BNG, la CUP o Más País mostraron una posición muy dura. Gabriel Rufián tachó de "buena noticia" la marcha del emérito porque eos implica que haya "un ladrón menos en el país aunque no acaabe en Soto del Real". El antisistema Albert Botrán dijo lo siguiente: