ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

Las dos caras electorales del PP: el respaldo a Feijóo y el rechazo a Casado

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 13/07/2020

El discurso moderado del ganador de las elecciones gallegas y la derrota del candidato elegido desde Génova 13 plantean dos modelos de gestión que podrían enfrentarse decisivamente en el partido.

El presidente del PP, Pablo Casado; junto al presidente del PP gallego, Albert Núñez Feijóo.

El presidente del PP, Pablo Casado; junto al presidente del PP gallego, Albert Núñez Feijóo.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

Dos caras de la misma moneda. El tono moderado y duro del PP, frente a frente. Dos formas de gestión, un mismo partido. Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo salieron ganando en las elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco aunque los resultados fueron muy diferentes: mayoría absoluta en Galicia y penúltima fuerza política en Euskadi, solo por delante de Vox y el escaño con el que irrumpe en las instituciones.

Casado ha salido ganando con estos resultados. Todo apunta a que el que será presidente de Galicia con mayoría absoluta por cuarta vez consecutiva agotará esta legislatura que echa a andar. No osbtante, todo dependerá de la deriva del partido a nivel nacional: si las encuestas reflejan una pérdida de apoyo por parte de la ciudadanía a Casado, su propio puesto podría estar en solfa por los miembros de su propia formación. 

Poco se esperaba de la coalición PP+Cs. Es evidente que Carlos Iturgaiz, en la línea de Cayetana Álvarez de Toledo e incluso del propio Casado a ratos, no ha calado en la ciudadanía vasca. Pero esto no parece alterar a la dirección de Génova 13: hace años que dan por pérdido tener cierta relevancia en Euskadi, al menos a medio plazo. 

Con Feijóo y su cuarta mayoría absoluta, Casado no ve a enemigos dentro del PP en el horizonte. Todo dependerá de la forma en la que el PP gestione su papel como oposición, cuyo discurso quizá cambie en los próximos meses. Está claro que el PP de centro-derecha, moderado y calmado convence más que ese que se intenta acercar a la ultraderecha de Vox para arañar parte de su electorado. El propio Casado decidirá su destino. Puede variar entre serr candidato a la presidencia del Gobierno o paasar a la irrelevancia política por ser un líder de la oposición sin discurso propio. Él decidirá.