El Gobierno saca adelante el real decreto de la "nueva normalidad"

El Ejecutivo contó con el apoyo de dos tercios del Congreso, con el PP de su lado tras horas de negociación.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

El real-decreto ley que regulará la vida de los españoles en la era post-pandemia del coronavirus, que estará vigente hasta que haya un tratamiento efectivo contra el virus, se aprobó este jueves en el Congreso de los Diputados con un amplio respaldo. El decreto de la "nueva normalidad" contó con el apoyo de 265 votos a favor -PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos y PNV, entre otros-, 77 votos en contra -Vox, EH-Bildu, JxCAT y ERC- y cinco abstenciones -Compromís, BNG, CUP y uno de Bildu-.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aceptó que el decreto se tramitara como proyecto de ley para que los partidos políticos puedan incluir enmiendaas para mejorarlo o aportar sus ideas. El catalán aseguró, en apenass 12 minutos, que "la ciudadanía merece y espera que seamos capaces de adoptar un amplio acuerdo para que nuestro país cuente con los intrumentos necesarios para mantener el virus bajo control".

Además, el ministro aseguró que el real decreto "estará vigente hasta que el Gobierno decclare el final de la crisis sanitaria, después de escuchar a las comunidades y previo informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES)". 

Pastor: "Asuma responsabilidades"

La vicepresidenta segunda del Congreso, exministra de Sanidad y portavoz del PP en el grupo de Trabajo de Sanidad en la Comisión de Reconstrucción, Ana Pastor, pidió al ministro que "asuma responsabilidades" porque, a su juicio, algunas decisiones no han estado acertadas. "El virus campa libremente, pero las cifras terribles no son casualidad; se podrían haber evitado", aseguró.

Frente al respaldo del principal partido de la oposición en un acuerdo inédito, inusual desde hace tiempo entre el PSOE y el PP, el rechazo de ERC o EH-Bildu entre otros. Ambos acuñaron un argumento similar:  se ha alejado de ellos para pactar con la derecha. "Sin nosotros, no se cumple la agenda progresista", advirtió la portavoz de EH-Bildu, Mertxe Aizpurua. 

Negociaciones discretas

Los contactos entre el Gobierno y el PP se habían intensificado en los últimos días. El Grupo Parlamentario Socialista y el Popular, con Adriana Lastra y Ana Pastor como cabeza de la negociación, se reunieron el pasado martes para determinar los puntos que sellarían el acuerdo.