domingo, 24 de octubre de 2021

Sánchez quiere presentar los PGE en marzo

La votación se produciría en junio en el Congreso de los Diputados y coincidiría con la posible reforma del delito de sedición del Código Penal


Sánchez quiere presentar los PGE en marzo
  • whatsapp
  • linkedin

Pedro Sánchez acaba de comenzar a andar, como quien dice, al frente del primer gobierno de coalición de la historia de la democracia reciente. Y entre los principales objetivos a corto plazo del presidente del Gobierno está aprobar los Presupuestos Generales del Estado 2020 (PGE). Las cuentas podrían estar listas para que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, las presentara en el Congreso de los Diputados en marzo y se pudiera celebrar la votación en junio.

Sin embargo, la pelota vuelve a estar en el tejado de ERC. Los republicanos llevan advirtiendo desde que Sánchez fue investido presidente que su abstención no era gratis y que era puntual. "Paso a paso", advirtió Oriol Junqueras en una entrevista en El País la semana pasada. Por lo tanto, Sánchez tendrá que volver a escuchar a los republicanos para conseguir, esta vez sí, el voto afirmativo de la formación independentista.  

Las negociaciones se producirían en paralelo a otras medidas parlamentarias, como la reforma del delito de sedición del Código Penal. Además, la mesa de negociación entre Moncloa y Palau también estarían a la orden del día. 

La aprobación de las cuentas podrían otorgar una cierta estabilidad a la legislatura. Sánchez podría estar al frente del Gobierno, al mínimo, dos años -si no consiguiera sacar adelante los PGE de 2021 y prorrogara las cuentas actuales-, tiempo suficiente para negociar con partidos minoritarios y sacar adelantes propuestas y leyes tan necesarias como la de la eutanasia, entre otras. 

La situación en Cataluña determinará estos primeros meses

El presidente del Gobierno sabe que la posibilidad de que haya un adelanto electoral en Cataluña es muy real, y Sánchez quiere pisar el acelerador para conseguir cuanto antes el apoyo de los independentistas en las cuentas. Pero el Gobierno cuenta con una pequeña ventaja: los miembros negociadores del PSOE advirtieron a ERC que, si no se formaba gobierno, la mesa de negociación entre el ejecutivo nacional y el catalán no se produciría.

Si Sánchez no aprobara las cuentas, su puesto al frente del Ejecutivo estaría en entre dicho, y quién sabe si no se convocarían nuevas elecciones, como ya pasó hace 10 meses. Por lo tanto, los 13 diputados de ERC en el Congreso podrían permitir que este primer plan presupuestario del gobierno bipartido pudiera salir adelante, simplemente por sus propios intereses. 

Los plazos y las fechas

Los PGE son considerados la ley más importante que propone el Gobierno de España cada año, y su tramitación es lenta. Por lo tanto, si Montero llevara las cuentas a la Cámara Baja en marzo, el debate y posterior votación podrían producirse a las puertas de las vacaciones parlamentarias: a finales de junio. El último pleno que podría producirse, según el calendario provisional del Congreso, es el 25 de junio. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar