ESPAÑA | DESAFÍO SOBERANISTA DE CATALUÑA

El TSJC inhabilita a Torra a un año y medio por desobediencia

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 19/12/2019

El presidente de Cataluña no retiró los lazos amarillos y podrá presentar un recurso, por lo que la inhabilitación no sería inmediata, y además tendrá que pagar 30.000 euros.

El presidente de Cataluña, Quim Torra, en el Parlament.

El presidente de Cataluña, Quim Torra, en el Parlament.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado al presidente de Cataluña, Quim Torra, a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia al no retirar los lazos amarillos del balcón del Palau de la Generalitat durante la campaña electoral de las elecciones generales del 28 de abril. Además, tendrá que pagar 30.000 euros como multa y las costas del proceso judicial. 

No obstante, la inhabilitación de Torra no será inmediata. Cabe recurso, y todo apunta a que el sucesor de Carles Puigdemont lo presentará ante el Tribunal Supremo. Al ser un fallo provisional, el máximo representante de JxCAT recurrira al Alto Tribunal para que sea este el que dicte sentencia definitiva. Torra es, por lo tanto, el primer presidente de Cataluña condenado durante el ejercicio de su cargo público. 

Torra compareció el pasado 18 de noviembre ante la Justicia para afirmar que desobedeció a la Junta Electoral Central (JEC) por no retirar los lazos amarillos. Sin embargo, se escudó en que era una orden "ilegal" y, por ende, actuó en consecuencia. "Era imposible cumplir una orden ilegal, dictada por un órgano ilegal y no podía hacerla para no vulnerar los derechos de los ciudadanos", aseguró Torra durante la celebración del juicio. 

El fallo, muy duro contra Torra

Los jueces que han condenado al presidente catalán recuerdan que, a pesar de que la simbología amarilla desapareció de los edificos catalanes, Torra decidió sustituirlos por otros lazos blancos. "Además de desatender el mandato de la Junta Electoral Central, asistimos a una voluntad consciente y a una disposición anímica inequívoca de contravención", reza el escrito. 

Los lazos amarillos, causantes de la inhabilitación

En el Palau de la Generalitat siempre ha lucido un lazo amarillo desde que el independentismo está en el gobierno autonómico. Sin embargo, los edificios públicos tienen que permanecer neutrales en procesos electorales, y esta simbología visibiliza claramente el independentismo catalán.

El pasado 11 de marzo, la JEC pidió a Torra a retirar el lazo amarillo que presidía la balconada de la sede del Govern y la simbología independentista presente en diferentes consejerías públicas de Cataluña en un plazo máximo de 48 horas. El presidente pidió que se reconsiderara dicha petición e hizo caso omiso a la misma por lo que, y ael 18 de marzo, la JEC dio un plazo de 24 horas para que Torra acatara su petición, algo que no se produjo porque el presidente catalán pidió explicaciones al órgano electoral. 

Por lo tanto, la JEC instó al conseller de Interior, Miquel Buch, a que los Mossos d'Esquadra los retirara de todos los edificios públicos, algo que sí se produjo. Días después, el mismo órgano denunció a Quim Torra ante la Justicia.