Ana Julia Quezada será juzgada por un delito de asesinato y contra la integridad moral

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 18/09/2018

El juez Rafael Soriano no ha visto indicios de detención ilegal contra el pequeño Gabriel el pasado 27 de febrero, cuando acabó con su vida en la fica de Las Hortichuelas.

Ana Julia, visiblemente emocionada en una de las búsquedas de Gabriel.

Ana Julia, visiblemente emocionada en una de las búsquedas de Gabriel.

La asesina confesa del pequeño Gabriel ya sabe qué delitos se le imputan en el caso Nemo. Ana Julia Quezada será juzgada por un jurado popular por un delito de asesinato y otro contra la integridad moral del pequeño Gabriel. El juez Rafael Soriano no ha detectado indicios de detención ilegal por parte de la detenida hacia el menor almeriense, por lo que ha decidido no imputarle este tercer delito.

El magistrado se lo anunció ayer a Quezada, que permaneció impasible ante las acusaciones del juez. Solo negaba con la cabeza, visiblemente indignada. Soriano, una vez que Ana Julia abandonó las dependencias judiciales, salió a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Almería y anunció a la prensa los delitos a los que se enfrenta la dominicana. Además, confesó que espera que la causa esté finalizada "a finales de año". Todo apunta a que la asesina confesa del pqueño Gabriel será juzgada en la primavera del próximo año. 

El juez relató en la sala cómo Ana Julia organizó el crimen: aprovechó que el niño abandonó el domicilio de su abuela en Níjar para recogerle con el coche por el camino y llevarle a la finca familiar del pequeño Gabriel. Allí, lo golpeó con un hacha en la cabeza y lo asfixió. Es decir: fue un asesinato premeditado. Cabe recordar que Ana Julia Quezada, el día siguiente de ser detenida, confesó el asesinato pero alegó que mantuvo una discusión con el pequeño Gabriel, hecho que le motivó a darle con un hacha, en un intento de que fuera acusada de homicidio y no de asesinato.