lunes, 8 de agosto de 2022

Ante la falta de restaurantes en el aeropuerto Felipe Ángeles, mujer vende Tlayudas

Esto fue aprovechado por la señora Carmen quien con canastas en mano aprovechó el suceso y pese a seguridad vendió Tlayudas en el lugar.


Ante la falta de restaurantes en el aeropuerto Felipe Ángeles, mujer vende Tlayudas
  • whatsapp
  • linkedin

Varios vendedores ambulantes se instalaron en los pasillos del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y aunque la mayoría vendía gorras, fotos, muñecos y tazas del presidente Andrés Manuel López Obrador, hubo otros que hicieron su "agosto" con la venta de comida.

Una señora, que se filtró a la sala de llegadas del AIFA comenzó a vender tlayudas a los pasajeros de la terminal, lo que ocasionó largas filas.

Varios vendedores ambulantes se instalaron en los pasillos del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y aunque la mayoría vendía gorras, fotos, muñecos y tazas del presidente Andrés Manuel López Obrador, hubo otros que hicieron su "agosto" con la venta de comida.

Una señora, que se filtró a la sala de llegadas del AIFA comenzó a vender tlayudas a los pasajeros de la terminal, lo que ocasionó largas filas.

Los precios de las tlayudas iban desde los 30 pesos hasta los 40 y aunque muchos criticaron que este tipo de cosas sucedieran en un "aeropuerto de clase mundial" otros aplaudieron la venta debido a que aún no hay suficientes negocios de comida abiertos en el AIFA.

La mujer, de 34 años de edad, aprovechó el gentío que se trasladó al nuevo aeropuerto para vender tlayudas.

"Qué bueno que no todo sea marcas internacionales, franquicias del Big Food y que una señora que vende tlayudas gane dinero en el AIFA. Esto es lo único bueno de ese lugar", escribió Raúl Tortolero en su cuenta de Twitter.

"No podían faltar las tlayudas en el AIFA. Me da tristeza que nunca vamos a ser un país de primer mundo. Somos la cultura del tianguis y la garnacha", dijo por su parte la usuaria de Twitter Linda Sofía Dimitrov.

"Me dieron permiso y aproveché, además no me cobraron nada por ponerme aquí", cuenta la mujer.

La gente hizo una larga fila para comprarle, pues en esta terminal aérea no hay ningún local comercial que venda alimentos. Sólo está abierto un Starbucks que por hoy regaló café negro y una rebanada de pan, mismos que se les terminaron en poco más de una hora.

Por momentos, Carmen y su esposo no se dan abasto para preparar las tlayudas, a las que embarran con frijoles para ponerles nopales, queso y cebolla.

Mueven rápidamente las manos porque no sólo les piden una, sino hasta 10 de un jalón. Sus pequeños hijos los observan sentados cómo sus padres preparan una a una cada tlayuda.

Por momentos, Carmen y su esposo no se dan abasto para preparar las tlayudas, a las que embarran con frijoles para ponerles nopales, queso y cebolla.

Mueven rápidamente las manos porque no solamente les piden una, sino hasta 10 de un jalón. Sus pequeños hijos los observan sentados cómo sus padres preparan una a una cada tlayuda.

Usuarios en redes han señalados que ante la imagen y las anomalías que en días pasados se han entramado en torno al AIFA, todo parece indicar que no estaban listo para abrir el aeropuerto y solo se trata de un movimiento estratégico del presidente ante la revocación de mandato impulsada por él mismo.

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Adolfo Reyna

Te puede interesar