miércoles, 28 de julio de 2021

Parálisis de Bell: cuatro voluntarios de la vacuna de la COVID-19 afectados

La USFDA considera que “cuatro casos en el grupo de la vacuna no representan una frecuencia superior a la esperada en la población general”.


Parálisis de Bell: cuatro voluntarios de la vacuna de la COVID-19 afectados
  • whatsapp
  • linkedin

Más noticias preocupantes sobre la vacuna de la COVID-19: A pesar de que el regulador de medicamento del Reino Unido ha descartado cualquier clase de relación, la noticia preocupado mucho a la comunidad médica. Cuatro voluntarios de la famosa vacuna de Pfizer contra la COVID-19 han resultado afectado por la parálisis de Bell, aunque se está descartando algún tipo de relación.

Pfizer tendrá que mantenerse a alerta y llevar a cabo una vigilancia por si hay más casos de este tipo de parálisis facial

Durante los recientes ensayos de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer se detectaron cuatro casos en voluntarios que sufrieron, posteriormente al pinchazo, una parálisis facial. Pero, por el momento, no hay indicios que puedan vincular la administración de la vacuna con dicha parálisis.

La parálisis de Bell no es algo nuevo: es un trastorno del nervio que se ocupa de controlar los músculos de la cara, lo que provoca que estos se usen de manera incorrecta. De manera general suele ser un episodio temporal y, en el caso de los susodichos voluntarios, ya están completamente recuperados.

El hecho de que esas cuatro personas que sufrieron la parálisis estuvieran en el grupo que recibió la vacuna y no el placebo ha provocado mucha preocupación. A pesar de todo, la USFDA (siglas en inglés de “la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos”) ha informado que “cuatro casos en el grupo de la vacuna no representan una frecuencia superior a la esperada en la población general”.

El número de personas que han sufrido esta parálisis está dentro de la tasa normal de esta afección entre la población de un país. Según la USFDA, lo que ha sucedido durante los ensayos de Pfizer no es alarmante pues “encaja con la tasa de antecedentes esperada en la población general”.

De todas maneras, la organización ya ha advertido a los técnicos del laboratorio Pfizer para que se mantengan alerta y lleven a cabo una vigilancia sobre “los casos de parálisis de Bell con el despliegue de la vacuna en poblaciones más grandes”.

Pero, ¿en qué consiste el parálisis de Bell? ¿Por qué se puede llegar a originar? Estamos ante una forma de parálisis facial temporal que se produce por el daño o trauma en uno de los nervios faciales. Según explica el NIH (siglas en inglés de “National Institute oe Neurological Disorders and Stroke”) se produce por una razón: “se interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro envía a los músculos faciales” y, de esta manera, se produce una parálisis facial o debilidad.

Te puede interesar