La Comisión amplía las negociaciones a un quinto fabricante de vacunas

Johnson & Johnson y CureVac son las encargadas de un quinto fármaco que pueda luchar contra la pandemia.

La presidenta de las Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una rueda de prensa.
La presidenta de las Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una rueda de prensa.

La Comisión Europea ha concluido hoy conversaciones exploratorias con Moderna con vistas a la adquisición de una posible vacuna contra la COVID-19. Moderna es la quinta empresa con la que la Comisión ha concluido negociaciones, después de Sanofi-GSK el 31 de julio, Johnson & Johnson el 13 de agosto y CureVac el 18 de agosto, además de la firma de un compromiso anticipado de mercado con AstraZeneca el 14 de agosto.

El contrato previsto con Moderna ofrecería a todos los Estados miembros de la UE la posibilidad de adquirir la vacuna, así como de hacer donaciones a países con rentas medias y bajas o redirigirla hacia países europeos. Se ha establecido que la Comisión dispondrá de un marco contractual para la compra inicial de 80 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la UE, además de la opción de adquirir otros 80 millones de dosis, que se suministrarán una vez que una vacuna haya demostrado que es segura y eficaz contra la COVID-19. La Comisión sigue manteniendo intensos debates con otros fabricantes de vacunas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: "Tras intensas negociaciones, la Comisión Europea ha concluido las conversaciones con una quinta empresa farmacéutica, a fin de permitir un rápido acceso a una vacuna contra el coronavirus para los europeos. Invertimos en empresas que utilizan tecnologías diversas para aumentar nuestras oportunidades de contar con vacunas seguras y eficaces. Continuamos con las conversaciones con otras empresas, ya que queremos asegurarnos de que las vacunas estén rápidamente disponibles en el mercado. Las inversiones europeas en las vacunas contra el coronavirus beneficiarán a todo el mundo y nos ayudarán a vencer a este virus".

La comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha declarado: "Los resultados de hoy tras las negociaciones con Moderna muestran que cumplimos nuestro compromiso de tener acceso a una vacuna segura y eficaz. Me complace ver que continuamos cumpliendo nuestro objetivo de tener una cartera diversificada de vacunas, una necesidad para garantizar un posible éxito y para proteger a nuestros ciudadanos del coronavirus". 

Moderna es una empresa estadounidense, pionera en el desarrollo de una clase completamente nueva de vacunas basadas en el ARN mensajero (ARNm), que desempeña un papel fundamental en la biología humana, transfiriendo las instrucciones con células directas en el cuerpo para fabricar proteínas, incluidas proteínas que puedan impedir o combatir las enfermedades.

Las conversaciones exploratorias que han concluido hoy pretenden desembocar en un compromiso anticipado de mercado financiado por el Instrumento de Asistencia Urgente, que cuenta con fondos dedicados a la creación de una cartera de posibles vacunas con perfiles distintos y producidas por diferentes empresas.

Contexto

La conclusión hoy de las conversaciones exploratorias con Moderna supone un paso importante hacia la conclusión de un compromiso anticipado de mercado y, por tanto, hacia la aplicación de la Estrategia de la UE para las vacunasadoptada por la Comisión el 17 de junio de 2020. Esta estrategia tiene por objeto garantizar a todos los ciudadanos europeos unas vacunas de alta calidad, seguras, eficaces y asequibles en un plazo de doce a dieciocho meses. Para ello, la Comisión, junto con los Estados miembros, acuerda compromisos anticipados de mercado con los productores de vacunas que reservan o conceden a los Estados miembros el derecho de adquirir un determinado número de dosis de vacunación a un precio estipulado en el momento en que haya una vacuna disponible.

La Comisión Europea también se ha comprometido a garantizar que todas las personas que necesiten una vacuna puedan recibirla, en cualquier lugar del mundo y no solo en su territorio. Nadie estará seguro hasta que todo el mundo esté seguro.

Por este motivo, desde el 4 de mayo de 2020, la Comisión ha comprometido cerca de 16 000 millones de euros, en el marco de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus, la acción global para un acceso universal a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus, y para la recuperación mundial. 

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...