La Unión Europea aboga por la caridad en tiempos de pandemia

El alto representante y vicepresidente, Josep Borrell; y el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, comparten las siguientes palabras.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, en un acto.
El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, en un acto.

La Unión Europa ha compartido essta semana una declaración institucional por parte del alto representante y vicepresidente, Josep Borrell, y del comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, sobre el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria de 2020

El comunicado es el siguiente: 

“En vísperas del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, rendimos homenaje y apoyamos a todos los trabajadores humanitarios que salvan vidas y ayudan a los menos afortunados en tiempos de crisis en el mundo.

Ahora mismo, durante la pandemia de coronavirus, los trabajadores humanitarios están esforzándose por prestar ayuda frente a todos los obstáculos, en condiciones aún más difíciles, si cabe.

Celebramos su valentía y pasión, pero constatamos también que, desde 2019, 125 de ellos han caído asesinados y 124 han sido secuestrados. Salvar vidas no debe costar vidas.

Por ello, es esencial que se respete el Derecho internacional humanitario para proteger a los trabajadores humanitarios y a los civiles. También instamos a todas las partes enfrentadas en conflictos en todo el mundo a que se abstengan de atacar las infraestructuras civiles, tales como escuelas y hospitales.

Las necesidades humanitarias actuales aumentan de manera alarmante, sobre todo por la pandemia de coronavirus. Teniendo esto en cuenta, la Unión Europea está dispuesta a seguir reforzando e incrementando la inversión en ayuda humanitaria. La Comisión Europea apoyará la financiación humanitaria de la UE con casi 10 000 millones de euros a lo largo de los siete próximos años.

Estamos orgullosos del compromiso humanitario de Europa. Prestamos ayuda a las personas de más de ochenta países, desde Líbano hasta el Sahel, desde Afganistán hasta Venezuela.

Seguiremos apoyando a los más necesitados durante todo el tiempo que resulte necesario».

Contexto

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria conmemora el aniversario del atentado con bomba perpetrado en 2003 contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad (Irak), en el que murieron veintidós trabajadores humanitarios.

La pandemia de coronavirus ha aumentado el número de personas necesitadas de asistencia humanitaria. Además, atentados específicos o indiscriminados en zonas de conflicto se saldan habitualmente con civiles muertos o heridos. A principios de 2019, las personas desplazadas a la fuerza por conflictos, violencia y vulneraciones de los derechos humanos ascendían a 70,8 millones. El cambio climático exacerba aún más la vulnerabilidad de las personas a las crisis humanitarias. Las ocho crisis alimentarias más graves están relacionadas con perturbaciones provocadas tanto por conflictos como con el clima.

En 2019, la ayuda humanitaria de la UE movilizó casi 2 000 millones de euros para operaciones de ayuda humanitaria en más de ochenta países de todo el mundo. Un alto porcentaje de esta ayuda se destinó a asistir a las poblaciones afectadas por el conflicto en Siria y a los refugiados en las regiones y países vecinos”

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...