Diputadas polacas se visten con la bandera arcoíris como protesta al primer ministro

Durante la toma de posesión del presidente Andrzej Duda, fervientemente en contra los derechos LGBTI durante la campaña electoral, lucieron una colorida vestimenta a modo de reivindicación.

Las diez diputadas polacas pertenecen a Lewica, la coalición de izquierdas. (Fot.: Twitter)
Las diez diputadas polacas pertenecen a Lewica, la coalición de izquierdas. (Fot.: Twitter)

 

Durante la toma del cargo de presidente polaco Andrzej Duda diez diputadas han lucido con orgullo la bandera arcoíris. Una protesta muy llamativa y colorida que ha dado la vuelta al mundo pero que tiene un transfondo: el actual primer ministro durante toda la campaña electoral ha mandado mensajes en contra de los derechos del colectivo

Han sido la decena de mujeres de la coalición de izquierdas –Lewica– del parlamento polaco, las que han posado el pasado jueves vestidas con los colores de la bandera LGBTI. Y por su puesto, llevando como sus compañeros de partido, las mascarillas con el arcoíris.

Ya dentro de la Cámara baja, las parlamentarias sentadas en las filas, lucieron matemáticamente la bandera ante la atención de los flashes. Mientras Duda hablaba ante el Sejm. Pero eso ha sido solo la punta del iceberg de su reivincidación.

ANDRZEJ DUDA: UN PRESIDENTE  EN CONTRA DE LOS DERECHOS DEL COLECTIVO DE GAIS, LESBIANAS O BISEXUALES

El fin ha sido apoyar a las personas LGBTI del país. Justo el día en el que Duda, líder conservador, tomaba posesión del cargo de presidente. Dentro ya en sus escaños, los parlamentarios de la coalición progresista mientras Duda daba su discurso, algunos de ellos levantaron ejemplares de la constitución del país.

Y es que Duda se trata de un aliado del actual partido gobernante, de corte nacionalista llamado Ley y Justicia –PiS–. El cual argumentaba antes de la votación de julio que las lesbianas, gays, bisexuales y transgénero "no son personas". Bajo su perspectiva se trata de "una ideología".

"No son personas, se trata de una ideología"

Eso sí, sus palabras han sido condenadas por la oposición y miembros de la comunidad internacional. Pero no frena a Duda, que arranca su segundo mandato al frente del partido euroescéptico y conservador. Durante la campaña ha recurrido a la homofobia e incluso al antisemitismo.

El presidente ha criticado la "ideología LGBTI", usando una retórica que sus críticos han comparado con la prohibición de la "propaganda LGBTI" en Rusia. País precisamente donde la más reciente reforma de la constitución prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pero la oposición evita hacer el silencio. Una de las congresistas que protestaba contra las políticas de Duda, Magda Biejat, comparte en Twitter otra foto de la misma jornada. "El presidente de Polonia debe defender los derechos de todos los ciudadanos", escribe.

Recientemente el arresto de tres activistas por colgar banderas de arcoíris en monumentos en Varsovia ha aumentado las tensiones políticas. Y todo, cuando funcionarios gubernamentales llevaran días pidiendo a la policía que encontrara y castigara a los perpetradores.

La bandera del arcoíris, tomada por el colectivo de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales, nace como símbolo de solidaridad para los activistas por sus derechos en los EE.UU. a finales de la década de los 70'. A día de hoy, se ha convertido en un emblema en Polonia