sábado, 24 de julio de 2021

Sierra Leona entierra a más de 300 víctimas de deslizamientos de tierra en fosas comunes

Dadas las condiciones en las que se encuentran los cuerpos recuperados, lo que más preocupa ahora son las enfermedades como el cólera.


Sierra Leona entierra a más de 300 víctimas de deslizamientos de tierra en fosas comunes
  • whatsapp
  • linkedin

Con unos 400 cuerpos recuperados de los deslizamientos de tierra e inundaciones que devastaron la capital de Sierra Leona, Freetown, los muertos están siendo enterrados en fosas comunes.

El coordinador del equipo de entierro, Mohamed Kamara, dijo que 320 personas fueron enterradas el martes por la tarde en dos tumbas en un cementerio en Waterloo, en las afueras de Freetown.

"No tenemos suficiente mano de obra para cavar tumbas solas para todos los cuerpos; Tenemos que enterrarlos en fosas comunes", dijo Kamara. Además, explicó que más cuerpos esperaban el entierro y que había instruido a sus tripulaciones a preparar cuatro tumbas más grandes.

Malos recuerdos

Los entierros despertaron recuerdos de otros traumas nacionales, como el brote de Ébola y la larga guerra civil que terminó a principios de este siglo, en los que las víctimas fueron enterradas de manera similar.

Al menos 400 personas murieron en el desastre, y cientos más siguen desaparecidas. Muchas personas quedaron atrapadas en edificios y vehículos, y miles quedaron sin hogar.

El miércoles, miles de personas se reunieron fuera del depósito de cadáveres en Connaught Hospital en Freetown, con la esperanza de encontrar los cuerpos de sus familiares. Largas colas se formaron bajo la lluvia cuando grupos de aproximadamente 50 personas recibieron equipo protector y se les permitió entrar.

A los visitantes se les pidió que apagaran o guardaran los teléfonos móviles y les advirtieron de que no fotografiaran a los muertos.

Casos personales

Thomas Benson, de 30 años, dijo que había perdido a nueve de sus parientes. En el depósito, que decía contenía cientos de cadáveres, se encontró de pie sobre el cuerpo de un niño que estaba perdiendo un miembro. Miró más de cerca y se dio cuenta de que era un sobrino. Más tarde, encontró el cuerpo de su hermana, la madre del niño y un tío. Benson dijo que posteriormente le entregaron los cuerpos a él para que hiciese un entierro privado.

"Gracias a Dios que nos dejaron", dijo. "Incluso con sus cuerpos descompuestos, habríamos enterrado a los otros por nuestra cuenta de una manera digna”.

Mary Sesay perdió una hermana y dos hermanos. Ella dijo que después de horas de estar en línea fuera de la morgue, a ella y a otras personas se les negó la entrada porque ya no era seguro.

"Dijeron que debido a la condición de los cuerpos, ellos los enterrarían”, dijo Sesay. "Sólo quiero verlos por última vez, incluso si no me dejan llevarme sus cuerpos”.

Unicef

John James, jefe de comunicaciones de Unicef en Sierra Leona, dijo el miércoles que su organización había donado 1.000 sacos al Ministerio de Salud en un esfuerzo por facilitar un proceso de "entierro digno".

Dijo que su organización también había proporcionado colchones, tanques de agua, instalaciones de almacenamiento de agua e inodoros temporales para las víctimas desplazadas que se alojan en escuelas, iglesias, mezquitas y otros refugios temporales.

"El potencial de enfermedades infecciosas como el cólera es nuestra mayor preocupación", dijo James. "La infraestructura de agua ha tenido un gran impacto, y el agua sucia que barrió la ciudad, y el potencial de otros cadáveres aún no descubiertos, aumenta el riesgo, especialmente para los niños".

Otras organizaciones se han unido a los esfuerzos de socorro en el país.

Catholic Relief Services

Idalia Amaya, coordinadora de emergencias de Catholic Relief Services, dijo que para "evitar repetir el trauma" experimentado durante el brote de Ébola, su organización y otros apoyaban a los equipos de entierro con la esperanza de que otras víctimas fueran enterradas individualmente .

"La gente de este país ha sufrido una sangrienta guerra civil, luego el cólera, después Ébola y luego este deslizamiento de tierra", dijo Amaya. "Será demasiado para ellos tener a sus familiares enterrados en fosas comunes de nuevo”.

Te puede interesar