Francia reúne a los líderes mundiales para celebrar el centenario del Armisticio de la IGM

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 11/11/2018

El rey Felipe VI o el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han participado en el centenario del final de un conflicto que dejó 16 millones de muertos entre 1914 y 1918.

El Rey Felipe VI saludando al presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, antes del homenaje.

El Rey Felipe VI saludando al presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, antes del homenaje.

Francia se vistió de luto esta mañana bajo la atenta de más de 70 jefes de Estado y Gobierno. El Armisticio por el que concluyó la I Guerra Mundial (28 de julio de 1914-11 de noviembre de 1918) lo merece. Y el presidente del país, Emmanuel Macron, recordó que "los demonios del pasado resurgen" -en clara alusión a los movimientos nacionalistas de diferentes países europeos-, pero hay que actúar con "firmeza y siguiendo los valores universales de Francia". Bajo el Arco del Triunfo, donde fueron enterrados los restos de un caído no identificado durante el conflicto, el líder francés indicó lo siguiente: "El patriotismo es exactamente lo contrario del nacionalismo".

El día no era muy premonitorio. Bajo una lluvia que no cesó en todo el acto, todos los líderes bajaron de unos autobuses financiados por el gobierno francés -a excepción del presidente de Estados Unidos, Donald Trump- y el de Rusia, -Vladimir Putin- y recorrieron el Paseo de los Campos Elíseos hasta el monumento. En el centro del grupo estaba el presidente Macron acompañado de su esposa, Brigitte; a su lado, la canciller Angela Merkel y, a los lados de estos, el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de su esposa, Begoña Gómez. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker; o el rey de Marruecos fueron algunos de los rostros que también participaron en el homenaje. No obstante, también fueron sonadas las ausencias de rostros tan importantes como la de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May; o el primer ministro de Ungría, Viktor Orbán. 

En el acto se quiso dejar latente que lo que hace 100 años era pura rivalidad entre Francia y Alemania, hoy es cooperación y trabajo compartido. Ocho jóvenes leyeron en francés, inglés, chino y alemán testimonios de varios excombatientes o caídos en la guerra ante la atenta mirada de todos los mandatarios. 

Este no es el único acto que tendrá lugar para honrar la memoria de los más de 16 millones de muertos a lo largo de los cuatro años de guerra. Después de una comida se prevee que Merkel abra el Foro de la Paz de París con un discurso en torno al mutilateralismo y el cuidado de la paz.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...