lunes, 8 de agosto de 2022

El PP arrasa Andalucía con una victoria para la historia

Juan Manuel Moreno Bonilla consigue la primera mayoría absoluta desde 2008 y promete "gobernar para todos" sin Vox en el ejecutivo andaluz.


El PP arrasa Andalucía con una victoria para la historia
  • whatsapp
  • linkedin

El PP vivió este domingo una noche para la historia. Juan Manuel Moreno Bonilla arrasó en las elecciones autonómicas del 19 de junio con casi 1,6 millones de votos y 58 escaños, tres por encima de la mayoría absoluta del Parlamento de Andalucía. Por lo tanto, el hasta ahora presidente en funciones de la comunidad revalidará su ejecutivo de la mejor de las maneras: sin ningún socio parlamentario del que depender para ejecutar la labor de gobierno, noqueando a Vox -que pretendía influir en las políticas del barón popular- y llevando a la izquierda andaluza a sus peores resultados de la historia en la comunidad.

Otro de los grandes beneficiados de estos resultados es el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. El líder popular comparte con Moreno Bonilla el perfil moderado, centrado y de gestión que ha conseguido que las siglas del partido obtengan el mejor resultado de Génova 13 en dicha autonomía. Por lo tanto, puede presumir de que la nueva dirección de la formación -alejada de los postulados de Pablo Casado, sus formas y su modo- está "en lo del día a día de los españoles" sin necesidad de depender de partidos extremos como Vox. Feijóo se libera, al menor por el momento, de la sombra de la extrema derecha sobre su responsabilidad de gobierno.

El PSOE fue el primer gran damnificado de esta convocatoria electoral. Juan Espadas no mantuvo el suelo de Susana Díaz en diciembre de 2018, perdiendo 200.000 votos (en torno a los 883.000) y situándose en los 30 escaños. El exalcalde de Sevilla echó la culpa de su resultado a las fechas de la convocatoria y a la desmovilización del electorado, demostrando una clara falta de autocrítica. Otro de los grandes afectados es el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Su proyecto político y su propio nombre como candidato a las elecciones de 2023 salen tocados de estas elecciones, por lo que el PSOE debe iniciar un largo proceso de autocrítica y reconversión si quiere tener alguna posibilidad de mantener su puesto en el Palacio de La Moncloa.

La de Vox ha sido la primera "derrota" desde que se presentara como un partido fuerte. Macarena Olona no ha conseguido ser decisiva en la política andaluza, ya que permanecerá cuatro años sin poder de decisión en el Parlamento de Andalucía. No obstante, desde la formación ultra no hacen una lectura negativa del resultado, ya que han sumado dos escaños y casi 100.000 votos.

Ciudadanos sigue sin tocar fondo. Juan Marín anunció su dimisión tras conocerse que su formación permanecerá fuera del Parlamento de Andalucía al cosechar solo 120.000 votos y no obtener representación en la cámara autonómica. El vicepresidente del gobierno andaluz no ha conseguido rentabilizar su posición institucional para presentar su proyecto político como una manera moderada de hacer política y mejorar la vida de los andaluces.

Por último, Por Andalucía y Adelante Andalucía han obtenido un resultado esperado, al menos para la opinión pública. Inmaculada Nieto tendrá grupo propio, a diferencia de Teresa Rodríguez. Entre ambos partidos han conseguido siete escaños (5 y 2, respectivamente) y poco más de 440.000 votos. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar