domingo, 3 de julio de 2022

El Tribunal de Cuentas fiscalizará las cuentas de la Casa Real

El Gobierno va de la mano con La Zarzuela para acercar la Corona a la ciudadanía con el objetivo de hacerla más transparente y ligada al siglo XXI.


El Tribunal de Cuentas fiscalizará las cuentas de la Casa Real
  • whatsapp
  • linkedin

El Gobierno reforma la estructura y funcionamiento de la Casa de Su Majestad el Rey. El Ejecutivo recoge en una norma medidas sobre transparencia, eficiencia y ejemplaridad de la Jefatura del Estado. Además, ha aprobado una Declaración Institucional de reconocimiento a las víctimas del bombardeo de Gernika y ha acordado medidas para impedir que los oligarcas rusos financien la guerra en Ucrania.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto por el que se reforma la estructura y funcionamiento de la Casa de S.M. el Rey, que contiene medidas relativas a transparencia y rendición de cuentas, eficiencia en el servicio público y ejemplaridad.

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha mostrado su satisfacción por esta nueva norma, con la que "la monarquía española da un paso adelante y se homologa a los más altos estándares con otras casas reales europeas". Ayer, ha destacado, el rey Felipe VI ya hizo público cuál es su patrimonio actual.

El Real Decreto otorga rango legal a prácticas que ya se estaban llevando a cabo, introduce otras nuevas, garantiza la coordinación de su actividad con la Administración General del Estado (AGE) y avanza "en la ejemplaridad, integridad, honestidad y transparencia que la ciudadanía pide hoy por hoy a todas las instituciones, también a la jefatura del Estado", ha subrayado Bolaños.

Entre las medidas dirigidas a mejorar la transparencia y la rendición de cuentas, figura la regulación de la actividad contractual, para que se ajuste a los principios de la contratación pública, como es el de publicidad. Los contratos deberán recogerse en la web de la Casa Real, así como el presupuesto y los estados trimestrales de ejecución, las retribuciones, los regalos institucionales y la memoria anual de actividades. Por otro lado, las cuentas de la Casa serán auditadas por el Tribunal de Cuentas, para lo que se formalizará un convenio de colaboración.

Respecto a la eficiencia en el servicio público, Bolaños ha señalado que "se apuesta por la función pública en la Casa de S.M. el Rey". Así, la Oficina de la Intervención será ejercida por un funcionario del Cuerpo Superior de Interventores y Auditores del Estado y el Consejero Diplomático será un funcionario perteneciente a la carrera diplomática. La Abogacía del Estado constituirá el servicio de asesoramiento jurídico gracias a un convenio de colaboración con la AGE, y se habilita la posibilidad de futuros convenios con otros órganos de la Administración paras diferentes ámbitos de actividad.

El personal deberá ejercer sus funciones con arreglo al código de conducta vigente, basado en los principios de objetividad, integridad, neutralidad, imparcialidad, confidencialidad, ejemplaridad, austeridad, honradez, protección del medio ambiente e igualdad entre mujeres y hombres. Además, los altos cargos y el personal de alta dirección deberán publicar anualmente su declaración de bienes.

Por último, ha explicado el ministro, todos los regalos que se reciban en la Casa de S.M. el Rey serán inventariados, registrados y custodiados, y se estudiará, en función de su naturaleza, si permanecen en ella, pasan a Patrimonio Nacional o se donan a entidades sin ánimo de lucro.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar