lunes, 20 de septiembre de 2021

El PP ganaría las elecciones con el 26,5% de los votos

El bloque de centro-derecha tendría mayoría absoluta mientras que el bloque de centro-izquierda se deja más de una veintena de escaños.


El PP ganaría las elecciones con el 26,5% de los votos
  • whatsapp
  • linkedin

La "nueva normalidad" de España tras la crisis sanitaria del coronavirus reforzaría a los grandes partidos del espectro político nacional. Según el último barómetro de SocioMétrica para el diario El Español, el PP sorpassaría al PSOE por primera vez en tres años. El PP de Pablo Casado obtendría el 26,5% de los votos (114 escaños) frente al PSOE, que obtendría el 25,4% de los votos (102 escaños). Es decir: les distanciaría cuatro puntos porcentuales. Vox sería el tercer partido más votado de España con un fuerte 16,9% de los votos (60 escaños). Unidas Podemos seguiría su tendencia a la baja, manteniendo la cuarta posición, con un 9,3% de los votos (20 escaños) en un momento en el que el partido está descabezado. Ciudadanos no lograría mantener la hemorragia y caería hasta un 3,1% (un escaño) sin conseguir fortalecer el proyecto de Inés Arrimadas.

Entre los partidos minoritarios, Más País sería el partido más beneficiado con un 4% de los votos (siete escaños), por delante de ERC y su 3,3% (13 escaños). JxCat tendría un 2,3% (nueve escaños); mientras que el PNV tendría un 1,6% (siete escaños). EH-Bildu se situaría por detrás, con un 1,2% de los votos (cinco escaños). El BNG tendría un 0,7% (dos escaños); el PRC y Teruel Existe, un 0,2% (un escaño cada uno).

Por lo tanto, la política de bloques cambiaría radicalmente. El centro-izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más País) aglutinaría el 38,7% de los votos (129 escaños) frente al 46,5% de los votos del centro-derecha del PP, Vox y Ciudadanos (176 escaños). Por lo tanto, el bloque de centro-derecha tendría mayoría absoluta si logran unir fuerzas.

Evolución del voto

El PSOE pierde su posición hegemónica como primera fuerza política. Los socialistas tendrían, si se compara el resultado electoral que en los comicios de noviembre de 2019, un peor resultado que en los anteriores comicios, cediendo 2,6 puntos. El PP, sin embargo, tendría un resultado electoral mejor que en el pasado 10 de noviembre, subiendo 5,7 puntos y sin evitar que Vox siga siendo un partido fuerte en la derecha. El partido de Santiago Abascal subiría 1,8 puntos en intención de voto. Unidas Podemos bajaría hasta 3,5 puntos. Mientras tanto, el partido de Inés Arrimadas no lograría frenar la hemorragia y perdería 3,7 puntos.

La encuesta se realizó tras la victoria aplastante de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las elecciones autonómicas del 4 de mayo. . Parecía que la sede nacional del PP, que puede que haya vivido la útima noche electoral de su historia, hubiera retrocedido varias décadas para saborear de nuevo las mieles del éxito electoral arrollador que obtenía cuando existía el bipartidismo. Y fruto de esa alegría era la incontenida emoción de su presidente, Pablo Casado, que vio en el proyecto de Isabel Díaz Ayuso un trampolín directo al Palacio de La Moncloa en las próximas elecciones generales. "¡La libertad ha triunfado nuevamente en Madrid!", ha exclamado desde el balcón de Génova. Y es verdad: Ayuso obtuvo el 44% del voto y 65 escaños, con más escaños que toda la izquierda junta -PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos reúnen 58 escaños- y se quedó a cuatro de la absoluta. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar