miércoles, 12 de mayo de 2021

Ciudadanos ve con buenos ojos los PGE y se sentará a negociar con el Gobierno

La formación naranja asegura que los Presupuestos tienen "líneas naranjas" y se otorgan la eliminación del impuesto al diésel.


Ciudadanos ve con buenos ojos los PGE y se sentará a negociar con el Gobierno
  • whatsapp
  • linkedin

El vicesecretario adjunto de Ciudadanos, José María Espejo-Saavedra, ha señalado este miércoles que los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) que el Gobierno aprobó este martes en Consejo de Ministros y presentó horas después en el Congreso de los Diputados tienen "líneas naranjas" que permitirán a los de Inés Arrimadas sentarse con el Ejecutivo para negociar el apoyo de los 10 diputados liberales a las nuevas líneas presupuestarias. No obstante, desde el partido asegurana que todavía queda "una fase larga" para decidir su posición respecto a los Presupuestos.

"No existe el IVA para la concertada que estaba en el programa. Tampoco está el IVA a la sanidad privada y el IRPF no se producen subidas indiscriminadas a las clases medias", ha asegurado. Espejo-Saavedra ha anunciado que el impuesto al diésel -con el que a los ciudadanos les costaría repostar sus vehículos, de media, dos euros más- "saldrá del proyecto finaal" de los PGE. Todas estas condiciones les permite "sentarse a negociar" porque el Ejecutivo ha escuchado las demandas de Ciudadanos "alejadas del ruido mediático". 

Por ende, Ciudadanos se sentará a negociar "en detalle" las cuentas, aunque será una "fase larga de conversaciones con el Gobierno". "La foto final no ha llegado. No sabemos si Cs apoyará el proyecto", ha advertido el portavoz adjunto de la formación. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias; presentaron este martes el anteproyecto de ley orgánica de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) que se traduce en una subida de impuestos a las clases más pudientes. El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado la subida del IRPF, del impuesto de Sociedades y del de Patrimonio, todas "medidas de justicia fiscal", para que "los que más tienen aporten más" en un momento especialmente delicado no solo en el plano sanitario, en plena segunda ola de la pandemia del coronavirus, sino también social y económico.  

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido que el Ejecutivo tomará partido por "quienes viven de su salario y dependen del mismo para alquilar su vivienda". Por ello, ha anunciado que llevará al Congreso, en menos de cuatro meses, "una ley que permita establecer mecanismos de limitación o de bajada de los precios del alquiler en zonas de mercado tensionado, tanto en contrarios nuevos como ya existentes". 

Este es el anteproyecto de ley del Ejecutivo. Es decir: es el germen de las que serán las nuevas cuentas del país y, en su proceso parlamentario, pueden sufrir modificaciones fruto de las negociaciones del Gobierno con los partidos para conseguir que salgan adelante y derogar las cuentas de Cristóbal Montoro. 

Te puede interesar