Montero: "El Gobierno cuenta con los apoyos para sacar adelante los PGE"

Las cuentas públicas con el mayor gasto social de la historia combaten los efectos de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, mediante el blindaje del Estado del Bienestar.

La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, momentos antes de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | MONCLOA
La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, momentos antes de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | MONCLOA

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2021 que remitirá a las Cortes Generales. Se trata de unos Presupuestos de país que no tienen precedentes al convertirse en el motor de la reconstrucción social y económica de España tras la pandemia mundial provocada por la COVID-19, la más grave en más de un siglo. Además, los Presupuestos incorporan un primer tramo de los fondos procedentes de la UE, que serán la palanca principal para transformar el modelo productivo y crear el tejido económico que debe marcar las próximas décadas.

El Gobierno ha elaborado unas cuentas públicas expansivas que recogen el mayor gasto social de la historia con el objetivo de no dejar a nadie atrás. Su contenido está orientado a combatir los efectos de la crisis derivada de la emergencia sanitaria mediante el blindaje del Estado del Bienestar, que se ha revelado como la mejor red de seguridad de los ciudadanos durante esta pandemia. De hecho, los Presupuestos de 2021 incluyen los mayores recursos que han existido en España para la sanidad pública, la dependencia, las pensiones, las becas al estudio o la lucha contra la pobreza infantil.

Los Presupuestos Generales también tienen como prioridad impulsar la reactivación de la economía para lograr un crecimiento sólido, inclusivo y sostenible, capaz de generar empleo digno y de calidad y de mejorar la competitividad de las empresas con una apuesta clara y decidida por la Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y digitalización.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha resaltado que los Presupuestos “son la oportunidad de avanzar en las transformaciones tantas veces diagnosticadas para dejar a las futuras generaciones un país mejor”. Para lograr ese objetivo, las cuentas públicas absorben un primer tramo de 27.436 millones de los fondos europeos, que permitirán sentar las bases que redefinan el modelo productivo de España.

Para ello se incrementan de forma notable las partidas destinadas a la transición ecológica, las infraestructuras, la digitalización y la igualdad. También aumenta la dotación para otros dos pilares necesarios en la vertebración del país como son la cohesión social y territorial.

En cualquier caso, como ha explicado la ministra de Hacienda, los Presupuestos de 2021 también son compatibles con el inicio de una senda de consolidación fiscal. De hecho, el Gobierno no renuncia al equilibrio presupuestario y el próximo ejercicio se producirá una de las mayores reducciones de déficit público con una caída de 3,6 puntos hasta situarse en el 7,7% del PIB.

Este descenso se produce por una mejora de los ingresos públicos del 14,7% gracias, fundamentalmente, a la mayor recaudación por el ciclo económico y, en menor medida, por las nuevas medidas fiscales.

Revalorización de las pensiones

Los Presupuestos de 2021 suponen el mayor gasto social de la historia con 239.765 millones de euros, un 10,3% más. Si no se tienen en cuenta los fondos europeos, el gasto social también crece un significativo 6,2%. “No dedicamos más recursos a protección social por el hecho de recibir fondos europeos, sino porque está en el ADN de este Ejecutivo”, ha señalado la ministra de Hacienda.

La principal partida de los Presupuestos es la destinada a las pensiones públicas, que se sitúa en 163.297 millones de euros, un 3,2% más que el Presupuesto homogéneo de 2020. Una parte de este incremento se debe a la revalorización de las pensiones un 0,9% en 2021, en línea con la previsión de IPC real, que permitirá a 9,76 millones de pensionistas no perder poder adquisitivo.

Asimismo, en 2021 las pensiones no contributivas se elevarán un 1,8%, el doble que la previsión de IPC, que beneficiará a alrededor de 450.000 personas con menores recursos. De esta forma, el Gobierno muestra su compromiso con los colectivos más vulnerables.

Las cuentas públicas también recogen una revalorización del 0,9% del sueldo de los empleados públicos en 2021, en línea con la previsión de inflación, que permitirá a estos trabajadores mantener su poder adquisitivo. De esta forma, el Ejecutivo reconoce el esfuerzo de este colectivo durante la pandemia.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...