El Congreso arrincona al PP aprobando la comisión de investigación de la Operación Kitchen

El Hemiciclo lo aprobó con 206 votos a favor en un debate en el que se pidió la legalización del PP.

El diputado del PSOE Felipe Sicilia en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.
El diputado del PSOE Felipe Sicilia en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.

El Congreso de los Diputados investigará la trama parapolicial y políticas del "caso Kitchen", que presuntamente se habría centrado en intentar sustraer información sensible del PP al extesorero del partido Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz. La mayoría de la investidura de Pedro Sánchez y otros partidos permitieron que el Hemiciclo cree esta comisión de investigación que arrincona al PP al quedarse solo votando en contra de la misma. Ciudadanos votó a favor y Vox se abstuvo.

En total, los votos fueron los siguientes; 206 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, ERC, JxCat, EH Bildu, BNG, Más País y la CUP), 88 en contra (PP) y 54 abstenciones (Vox).

Los argumentos del PSOE, cuya defensa se escenificó en Felipe Sicilia, se centraron en que Interior usó dinero público para ocultar y destruir pruebas que involucraban a la cúpula de Génova 13 en la presunta financiación ilegal del PP. Desde el aparato del Estado, se habría arrebatado información sensible del PP a Bárcenas comprometedoras tanto para los populares como para el propio gobierno, incluso algunas voces apuntan al entonces presidente, Mariano Rajoy.

En contra, la portavoz del PP en este debate, Ana Vázquez, tachó de "innecesaria" esta comisión. La gallega aseguró que, si salía adelante esa comisión de investigación, también deberían aprobarse otras en torno a la financiación ilegal de Podemos o presuntos casos de corrupción en el PSOE. "¿Pero qué broma es esta? Han venido el diputado de los ERE y el defraudador de la Seguridad Social a defender una comisión de investigación al PP", aseguró.

Ciudadanos, en boca de Edmundo Bal, se preguntó por qué el PP se oponía a que se creara esta comisión de investigación si "se verá que el señor Casado seguramente no tendrá nada que ver, y ya se verá sobre Rajoy”. “Nosotros no somos corruptos, no todos somos iguales, no somos corruptos como ustedes”, apostilló, algo que arrancó las quejas de todo el Hemiciclo. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, espetó lo siguiente: "Señor Bal, se entiende que su acusación de corrupción a toda la Cámara es en sentido figurado". El portavoz naranja así lo admitió. 

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se mostró muy irónico al recordar que el PP se presenta como un partido de Estado y recordó lo que recoge el artículo 22.2 de la Constitución, que dice lo siguiente: "Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales". 

Por ende, la comisión de investigación echará a andar en un momento en el que las investigaciones sobre la Kitchen están muy avanzadas. Esta echará a andar en las próximas semanaas y se espera que llamen aa declarar al propio Fernández Díaz; a la exministra de Defensa y exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal; a su marido, Ignacio López del Hierro; y al propio expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. 

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...