El PSOE ganaría las elecciones y Vox postula su "sorpasso" al PP

El presidente del Gobierno tendría un 28% de los votos y Vox se separaría del PP por tres puntos y dos decenas de escaños. Unidas Podemos y Ciudadanos, a la baja.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; respondiendo al líder del PP, Pablo Casado.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; respondiendo al líder del PP, Pablo Casado.

La "nueva normalidad" de España tras la crisis sanitaria del coronavirus reforzaría a los grandes partidos del espectro político nacional. Según la último barómetro del Cinco Días para el diario El País, el PSOE ganaría las elecciones generales con un 28,3% de los votos (121 escaños), a más de siete puntos del principal líder de la oposición. El PP reuniría un 21% del electorado (88 escaños), por delante de un Vox inflado que alcanzaría el 17,5% de los votos (64 escaños). Unidas Podemos seguiría su tendencia a la baja, manteniendo la cuarta posición, con un 10,2% de los votos (25 escaños).Ciudadanos bajaría algo su apoyo, con un 5,7% (ocho escaños).

Entre los partidos minoritarios, ERC sería el partido más beneficiado. La formación de Oriol Junqueras tendría un 2,7% (nueve escaños), por delante de JxCAT y 1,7%, por delante de Más País y su 1,5%, por delante del PNV y su 1,2%. EH-Bildu reuniría el 0,8%, por delante de Coalición Canaria (0,6%), BNG (0,9%) y Na+ (0,4%) tendrían dos escaños cada uno, por delante del PRC (0,2%) y Teruel Existe (0,1%).

Por lo tanto, la política de bloques cambiaría algo. El centro-izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más País) aglutinaría en torno al 41% de los votos frente al 43% de los votos del centro-derecha (PP, Vox y Ciudadanos). Por lo tanto, la decisión volvería a estar en los partidos minoritarios para ensalzar, de nuevo, a Pedro Sánchez en La Moncloa o formular nuevas alianzas. 

Evolución del voto

El PSOE se mantendría como primera fuerza política y Pedro Sánchez como claro ganador, electoral y moralmente, de los comicios. Los socialistas ganarían apenas tres décimass. El PP también tendría un resultado electoral peor que en el pasado 10 de noviembre, ascendiendo tan solo dos décimas pero sin evitar que Vox siga siendo un partido fuerte en la derecha. Vox subiría dos puntos y medio en intención de voto. Unidas Podemos caería los mismos puntos que crece Vox. Mientras tanto, el partido de Inés Arrimadas no lograría frenar la hemorragia y perdería algo más de un punto.

Estos resultados, si bien pueden cambiar mucho hasta que se celebren unas elecciones, deberían servir como orientación para los partidos de cara a su estrategia de cara al nuevo curso político. 

Este barómetro sale justo en el momento de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE). Estas semanas, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, está manteniendo varias reuniones con los partidos con representación en el Congreso de los Diputados. De estas se espera que se propicie el apoyo de cuantas más formaciones mejor de cara a las nuevas cuentas.