ESPAÑA | ELECCIONES EN CATALUÑA 2020

El PP estudia aliarse con Ciudadanos por provincias de cara a las elecciones catalanas

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 12/08/2020

Desde la dirección nacional de los populares pretenden concurrir juntos en Gerona y Lérida, al contrario que en Barcelona y Tarragona.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante su declaración institucional.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante su declaración institucional.

El PP sabe de su fuerza política en Cataluña y pretende obtener un resultado mucho mejor en las elecciones autonómicas que se celebren en la Generalitat el próximo otoño del que tiene en la actualidad en el Parlament, con solo cuatro escaños. La dirección nacional de Génova 13 está manteniendo contactos permanentes con Ciudadanos para ver cuál es la mejor manera de concurrir a los comicios: por separados, juntos en todas las circunscripciones o solo en algunas.

Fuentes cercanas al presidente del partido, Pablo Casado, aseguran que da su visto bueno a alcanzar un pacto electoral en provincias como Gerona y Lérida pero no en Barcelona y Tarragona. Es decir: serían la misma lista a votar en dos de las cuatro provincias catalanas. 

Por lo tanto, Casado estaría buscando sacar rentabilidad a cada voto de los comicios y no aunar al centro-derecha español, algo a lo que siempre ha apelado. El líder popular en Cataluña, Alejandro Fernández, ve con recelo esta unión con los naranjas de cara a las elecciones. Uno de los requisitos que podrían poner los de Inés Arrimadas sería que el candidato popular a la Presidencia del Govern fuera el "número dos" de la líder naranja, Lorena Roldán. El argumento sería muy fácil: Ciudadanos fue el partido más votado en las últimas elecciones, las de diciembre de 2018, y el PP se convirtió en una fuerza residual.

Dos estrategias diferentes

La postura que tienen PP y Ciudadanos de cara ya no solo a la política catalana, sino a la nacional, es muy diferente. Casado y los suyos quieren ver cómo el Gobierno se va deteriorando poco a poco con la gestión que tendrá que hacer de las consecuencias del coronavirus y las tensiones que nacen en el propio Consejo de Ministros.

Inés Arrimadas se mantiene alejada de la "línea dura" de Albert Rivera y sigue con la intención de alcanzar acuerdos con el Palacio de La Moncloa siempre que beneficie a los españoles. Algo que podría facilitar, en cierta medida, la viabilidad de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE), con una geometría variable que se antoja difícil aunque posible. 

Ciudadanos seguirá intentando virar al centro político español y el último gesto en este sentido será buscar una gran "coalición constitucionalista" de cara a las elecciones autonómicas que se celebrarán en los próximos meses en Cataluña. El vicesecretario general del partido, Carlos Cuadrado, aseguró en una entrevista en Europa Press lo siguiente: "Si fuéramos en coalición Cs, PP y PSOE, ganaríamos las elecciones en Catalunya, está claro. Y vamos a trabajar en eso".