| COMIENZA EL DIÁLOGO: EN BUSCA DE UN GOBIERNO ESTABLE

PSOE y ERC avanzan en las negociaciones sin fecha de investidura

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 10/12/2019

Las dos formaciones han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran estar "encauzando el conflicto político de Cataluña".

Los equipos negociadores del PSOE y ERC sentados en la mesa de negociación de Barcelona.

Los equipos negociadores del PSOE y ERC sentados en la mesa de negociación de Barcelona.


Las negocaciaciones entre el PSOE y ERC parecen haber tomado buen camino. Los dos partidos han tenido una tercera reunión para abordar la investidura de Pedro Sánchez, todavía sin fecha, y han encontrado nuevos puntos en común "en un clima de cordialidad", según reza un escueto comunicado escrito de forma conjunta. En el mismo, reiteran que hay un "conflicto político" en Cataluña y que la mesa de negociación está sirviendo para "encauzarlo". 



Ambas formaciones desean llegar a un acuerdo "desde el respeto y el reconocimiento intitucional mutuo" para recuperar "derechos sociales, civiles y laborales". Esta reunión se ha producido con mucha discreción y sin apenas información a los medios para intentar evitar cualquier tipo de interferencia en las negociaciones. 



A pesar de que la reunión oficial comenzaba al mediodía, los equipos negociadores han estado desde las 10.00 horas trabajando conjuntamente. Los seis políticos -Gabriel Rufián, Marta Vilalta y Josep Maria Jové por ERC y Adriana Lastra, salvador Illa y José Luis Ábalos por el PSOE- se han reunido en la sede del Gobienro del Área Metropolitana de Barcelona en un clima de tranquilidad. 



Pies de plomo

Ambos partidos saben que se juegan mucho. Desde Ferraz apuntan a que podría salir muy caro el rechazo de ERC a una investidura de Pedro Sánchez, que podría precipitar un adelanto electoral que a ningún partido le interesa. Además, permitir que se vea la imagen de un Sánchez que no tiene el apoyo, por segunda vez en menos de medio año, del Congreso de los Diputados para formar un gobierno podría debilitar mucho su imagen de cara a su electorado y al escenario comunitario.



Por parte de los republicanos, saben que con esta negociación pueden arrancarle al Gobierno un trato de favor que les ayude a alcanzar una solución intermedia entre el partido responsable que quieren ser y la independencia de las instituciones. Por lo tanto, un paso en falso de alguno de los dos podría ser muy crítico de cara a actuaciones políticas en el futuro. 



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar