lunes, 24 de enero de 2022

Y ahora... ¿Qué? Los posibles pactos para formar un Gobierno

Sendos bloques tienen muy difícil formar un gobierno formado por los principales partidos nacionales, por lo que el apoyo de los partidos regionalistas y nacionalistas se torna imprescindible.


Y ahora... ¿Qué? Los posibles pactos para formar un Gobierno
  • whatsapp
  • linkedin

¿Se ha vuelto España un país ingobernable? Desde las elecciones generales de 2016, en la que la irrupción de Ciudadanos y Unidas Podemos acabó con el bipartidismo en el país, el diálogo y los pactos post-electorales se han convertido en la protagonista de todo debate tras unos comicios. Si ayer se repitieron las elecciones fue por la falta de acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos a la hora de formar un gobierno progresista: mientras que los socialistas querían un Ejecutivo de partido único, los morados pretendían quedarse con los ministerios más sociales para hacer posible sus principales políticas con la sociedad. Sin embargo, con un Congreso de los Diputados tan fragmentado como está ahora tras el resultado de las elecciones generales del 10 de noviembre, está por ver cómo se configurará el nuevo Gobierno de España.

 

Los posibles pactos radican recaen, de nuevo, en la dialéctica y los pactos. A golpe de vista, se puede observar que ningún bloque ideológico tiene una mayoría amplía para gobernar. El bloque de centro-izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más Páis) tiene 158 escaños frente a los 152 del de centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox). Este escenario parlamentario obliga a los grandes partidos a contactar entre ellos, con partidos de una ideología similar a la suya o mirar a la bancada de enfrente y alcanzar grandes acuerdos de Estado que garanticen el apoyo, o al menos la viabilidad, de la investidura de un candidato a la Presidencia del Gobierno. 

Tanto el PSOE como el PP han negado la posibilidad de abstenerse o de formar un gobierno de gran coalición para facilitar el desbloqueo en España. El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, renunció a esta posibilidad y Pablo Casado aseguró tras la jornada electoral que cumplirán con sus promesas de la campaña de no permitir un gobierno progresista. "Estaremos muy atentos", sentenció el líder de la oposición. Por lo tanto, ese acuerdo que alcanzaría los 208 escaños se torna casi imposible. 

El apoyo de partidos minoritarios, de nuevo esencial 

Por lo tanto, y en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución -el que hace referencia a la Presidencia del Gobierno-, se necesitan otras sumas aritméticas que nacen de los partidos regionalistas y nacionalistas. Un gran acuerdo de gobierno entre el PSOE, Unidas Podemos y Más País en coalición con el apoyo externo de ERC, el BNG, el PNV, el PRC y TE daría una estabilidad al gobierno progresista de 180 escaños. CC se ha negado hasta el momento a apoyar un Consejo de Ministros con miembros de Podemos pero, ante esta situación de incertiumbre, no es descartable ninguna opción. 

Cabe destacar que el PSOE quiere un gobierno progresista, a poder ser, en solitario. Por sí solo no salen los números: el artículo 99 recoge que necesita la mayoría absoluta de la Cámara Baja (176 escaños) en primera votación o mayoría simple (más síes que noes) en segunda. Ciudadanos se abrió ayer a abstenerse a un gobierno de Sánchez, algo completamente contrario a lo que hizo ante las elecciones generales del 28 de abril. Esta decisión podría forzar al PP a tomar la misma decisión ante el precipio que sería para los principales líderes políticos acudir, por tercera vez en menos de un año, a unas nuevas elecciones generales. Un pacto de investidura, en el que los dos partidos de derechas permitieran la elección del líder socialista como presidente del Gobierno, podría hacer que la XIV legislatura comenzara a andar. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar