Mediaset: Los colaboradores denunciados por los Franco desfilan por los juzgados

La familia del dictador les acusa de un delito de "injurias y calumnias realizadas con publicidad"

Los restos de Franco, a hombros de sus nietos, tras ser exhumados en octubre. / EFE
Los restos de Franco, a hombros de sus nietos, tras ser exhumados en octubre. / EFE

El presidente de Mediaset España, Alejandro Echevarría, y un grupo de periodistas y colaboradores que participaron en un programa de Cuatro, la segunda cadena del grupo de comunicación, estaban citados a declarar este jueves, 27 de agosto, a partir de las 11:15 horas de la mañana en los juzgados madrileños de Plaza de Castilla. Todo, tras la querella criminal presentada contra ellos por la familia de Francisco Franco en verano de 2019. Los imputados han comparecido ante la jueza Belén Sánchez, titular del Juzgado de Instrucción nº 39 de Madrid. La denuncia impuesta por los herederos del dictador acusa a la empresa y a los tertulianos de un delito de "injurias y calumnias realizadas con publicidad" en el especial 'La herencia de los Franco', emitido el 23 de julio de 2018 a las 22:45 horas, "en la franja horaria de máxima audiencia", según los demandantes.

Tal y como se recoge en la querella y publica el diario Público, que ha tenido acceso a ella, para los familiares del que fuera Jefe del Estado el espacio de Cuatro fue "de claro contenido difamatorio y de desprestigio al recoger afirmaciones propias y de terceros que en ningún momento se ajustaron a la verdad, con contenidos manifiestamente falsos y un temerario desprecio por la realidad". 'La herencia de los Franco' se programó dentro de la serie de capítulos del formato de investigación 'En el punto de mira'. La información objeto de la demanda se puede contrastar en numerosas fuentes y documentos que, en algunos casos, provienen incluso de los fondos de la Fundación Nacional Francisco Franco, ha recordado Mediaset en su defensa. Pero los nietos del dictador entienden que el programa estuvo "ausente de fundamento o de información neutral y se sostuvo en una artificiosa simulación documental de investigación, carente de objetividad o imparcialidad".

Francisco, Jaime, María del Mar, María Aránzazu, José Cristóbal y María de la O Martínez-Bordiú Franco, en representación de la familia, presentaron la querella criminal casi un año después de emitirse 'La herencia de los Franco', concretamente el 21 de mayo de 2019. No obstante, esta primera demanda no fue admitida a trámite al no ver los jueces indicios de delito de injurias. De todos modos, los herederos del tirano tramitaron un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial el 10 de julio de 2019. Así las cosas, la jueza Sánchez decidió abrir diligencias contra los querellados el pasado 20 de junio, citándolos a declarar este jueves, tal y como apunta el auto, consultado también por Público.

La demanda de los Franco está dirigida contra Mediaset España Comunicación S.A. -por lo cual la magistrada ha citado a declarar a su presidente- y contra los colaboradores, tertulianos y periodistas que participaron en el espacio televisivo de la discordia: Raúl López Palomar, Juan Serrano, Lorena Correa, Pablo de Miguel, Juan Carlos González, Carla Sanz, Carlos Roberto Babio Urquidica, Jimmy Giménez-Arnau Puente, Javier Otero Bada y Mariano Sánchez Soler. Se da la circunstancia de que Giménez-Arnau, además de trabajar habitualmente en Telecinco, la primera cadena del grupo Mediaset, estuvo casado varios años con una de las nietas de Francisco Franco y por lo tanto demandante, Merry Martínez-Bordiú.