TECNOLOGÍA | PARTEN DE LOS 759€.

Google Pixel 4: ¿decepción o moderación?

Por HEFESTEC. 16/10/2019

Google ha presentado los Google Pixel 4 y Google Pixel 4 XL y ha despertado las dudas de los que esperaban con ansias la respuesta de la marca frente al trabajo de Apple con el iPhone 11.

Google
smartphone
Android
Google Pixel 4
Google Pixel 4 XL

Google Pixel 4 y Pixel 4XL

Han pasado unas horas desde que Google oficializara los nuevos Pixel 4 y Pixel 4 XL y es hora de analizar si los nuevos smartphones de la marca siguen siendo la referencia en Android o han pecado de conservadores. La falta de un gran angular, su diseño asimétrico o la batería parecen ser grandes puntos en contra que les pondrá las cosas difíciles de cara a la competencia.

Diseño curioso y polémico

Los Pixel 4 y Pixel 4 XL son dos smartphones que cuentan con cristal como su material principal de construcción, aunque en su parte trasera traen un acabado mate en los modelos blanco y naranja, siendo brillante en el Negro.

En cuanto a tamaños tenemos que el Pixel 4 tiene una pantalla de 5.7 pulgadas y el Pixel 4 XL una pantalla de 6.4 pulgadas. Ambas pantallas tienen tecnología OLED con formato 19:9 y una resolución Full HD+ y QHD+ (2K), respectivamente.

De esta pantalla destaca que podemos usarla con una tasa de refresco de 90 mHz en lugar de 60 mHz normales y que no tiene ningún tipo de agujero ni notch, pero Google ha decidido retomar el marco superior. Esta es una decisión de diseño extraña pero que tiene su explicación en toda la tecnología que hay dentro de ese marco: reconocimiento facial, cámara delantera, altavoz frontal, sensores de luminosidad y la gran novedad, un radar sónico que llaman Deep Motion.


 

El sensor Deep Motion es la gran novedad y consiste en un sensor que emite ondas ultrasónicas para detectar nuestra presencia y usar esa información para mejorar la forma en la interactuamos con el smartphones. Por ejemplo, con Deep Motion podremos pasar de cancion moviendo la mano por encima del smartphone, ayuda a desbloquear más rápido el smartphone ya que activa el reconocimiento nada más detecta que nos acercamos o atenúa el volumne de una llamada o de la alarma según acercamos nuestra mano al dispositivo. De momento pinta interesante, pero habrá que ver si al final su uso se hace cotidiano y no fracasa como otros fabricantes que han intentado meter el sistema de gestos 'Jedi' en sus dispositivos.

Doble cámara pero nos olvidamos del gran angular

En cuanto a las cámaras, el Pixel 4 pierde una cámara delantera respecto al Pixel 3 (tenía normal y gran angular) y en la parte trasera ha llegado otra gran polémica: tenemos dos cámaras y ninguna de ellas es la estrella de este 2019: el gran angular.


Sorprendentemente Google ha decidido prescindir de este gran angular en favor de un telefoto x2 "porque para ellos es realmente más útil". Esta opinión es discutible, especialmente cuando el año pasado presentaron un zoom digital sin pérdida y lo anunciaron como el zoom sin necesidad de una cámara extra. ¿Entonces? Si podían hacer ese zoom x2 e incluso x5 por software, ¿Por qué no meter el gran angular que no se puede suplantar con un algoritmo (que sepamos)? Es cierto que gracias a este teleobjetivo el zoom de la cámara ee Google mejora bastante, al menos en los ejemplos que han puesto en la presentación, pero viendo el bombo que le dan el resto de marcas, incluyendo el iPhone, parece que Google aquí ha metido la pata y eso le va a costar que muchos usuarios se replanteen su compra porque el gran angular es útil, engancha y nadie quiere ser el único del grupo que no lo tiene.

Puede que la existencia del GCAM sea la culpable de que se espere más de Google, pero lo cierto es que su calidad en las fotos o que ahora pueda hacer fotos de las estrellas ya no nos alucinan tanto como en generaciones anteriores, ya que podemos tener eso mismo instalando una simple app o incluso yendo a marcas como Huawei que es la reina de la fotografía nocturna y que sí nos ofrece ese deseado gran angular.

Sobre el vídeo no han dicho nada y nos quedamos con la misma calidad del año pasado, con la resolución máxima de 4K y 30 fps y en la delantera Full HD. Esto sí que es de broma viendo como el iPhone graba 4K 60fps con todas sus cámaras, incluyendo la delantera.

Especificaciones de gama alta pero no premium

Siguiendo con las especificaciones, los Pixel 4 y Pixel 4 XL integran el procesador Snapdragon 855, no el 855+ que llevan otros recién presentados como el Oneplus 7T o el Realme X2 Pro. Es cierto que no hay mucha diferencia entre uno u otro, pero extraña que habiendo presentado recientemente su sistema de suscripción a juegos y apps no opte por la versión del procesador que se ha creado para este propósito.

Respecto a la RAM y el almacenamiento tenemos 6 GB de RAM y versiones de 64 y 128 GB de almacenamiento sin expansión con tarjetas MicroSD. De la RAM no hay nada que decir, 6 GB deberían de bastar, aunque ya los 8GB son más comunes en otras marcas, pero en el almacenamiento sí que hay que tirarle de las orejas a Google al igual que se hace con el iPhone.

En 2019 y en un smartphone que parte de los 759€ no es aceptable que te venga con una versión de 64 GB. Vale que tenemow Google Fotos ilimitado y que nos dan 100GB de almacenamiento en la nube premium de Google, Google One, pero las apps cada vez pesan más, la gente hace más fotos e incluso guarda más contenidos para consumir fuera de casa (Netflix, Spotify o similares), de ahí que los 64 GB de vean escasos para un smartphone cuya inversión nos invita a estar con él dos o tres años.

Batería presumiblemente aceptable

Ya por último llega el turno de la batería. Tenemos dos tamaños de smartphone y por consiguiente dos tamaños de batería: 2.800 mAh para el Pixel 4 y 3.700 mAh para el Pixel 4 XL. Ambos dispositivos con una carga 'rápida' de 18w...

Respecto a la autonomía no me espero que vaya mal. En el Pixel 3a teníamos valores similares a los del Pixel 4 y lo cierto es que daba 7 horas de pantalla y me aguantaba todo el día, por lo que es de esperar que la autonomía de ambos sea bastante buena o suficiente para una jornada de uso. Vale qu podrían haber puesto los 3000 mAh en el pequeño y 4000 mAh en el grande, pero viendo los antecedentes se le puede dar esa confianza, aunque teniendo en cuenta lo de la pantalla a 90 mHz, quizás ese extra le hubiera venido de lujo viendo la diferencia de consumos que hay en el Oneplus 7 y Oneplus 7 Pro.

Lo que sí parece de risa es que la carga rápida se quede en 18w cuando ya tenemos cargas que llegan a 60w y los 30w se han estandarizado como lo 'normal'. Esto se resume en que los Pixel 4 se cargarán más lento que el smartphone de tus amigos, siempre que no tengan un iPhone.

Los Google Pixel 4 ven peligrar su puesto en el podium del año

En resumen, es cierto que la experiencia Pixel es de las mejores del mercado gracias a que el software procede de la propia Google, dando actualizaciones inmediatas y funcionalidades extra, pero hemos llegado a un momento en que esto ya no es tan relevante gracias al buen trabajo de marcas como Oneplus, por lo que a un smartphone de la categoría y el precio de los Pixel 4 se le pide que sea el más completo también en especificaciones, ya que para sacrificar cosas el usuario preferirá irse a modelos más baratos o a la competencia directa que pese a ser algo más caro sí nos ofrece eso que al Pixel 4 le falta.

A ver, los Google Pixel 4 y Google Pixel 4 XL son dos buenos dispositivos de gama alta, con buenas especificaciones y con una de las mejores experiencias de software que tenemos en el panorama Android, pero también es cierto que este año la sospecha de que en Google han sido conservadores es también una certeza y eso puedo penalizarles en favor de otras marcas.
 











flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar