Guía actuación afectados por Dentix

La Oficina Municipal de Información a la Persona Consumidora y Usuaria se encuentra tramitando 35 reclamaciones de clientes de Bilbao por un importe de 104.000 euros.

Clínica Dentix en Bilbao
Clínica Dentix en Bilbao

El Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao y la Oficina Municipal de Información a la Persona Consumidora y Usuaria del Ayuntamiento de Bilbao (OMIC) han elaborado una guía para que las personas afectadas sepan cómo actuar ante la situación en la que se encuentra en estos momentos la cadena de clínicas dentales DENTIX, y que puede suponer el cese de la actividad de esta empresa ante la imposibilidad de lograr un acuerdo de refinanciación o inversión a corto plazo. La OMIC está gestionando en estos momentos 35 reclamaciones de clientes de Bilbao, que entre todas suman un importe de 104.000 euros.

DENTIX es una cadena de clínicas dentales, con una decena de sucursales en Bizkaia, y que en los últimos tiempos arrastraba problemas de financiación que habían llevado al cierre de algunos establecimientos. Esta situación ha ocasionado que muchos clientes que habían abonado las cuotas del servicio no recibieran a cambio ni los tratamientos acordados ni la devolución del dinero pagado por ellos.

Recientemente, DENTIX ha comunicado oficialmente que solicita el concurso voluntario de acreedores, debido a la incertidumbre para llegar a un acuerdo para la refinanciación de deuda, la inversión a corto plazo en sus clínicas y un “deterioro constante del negocio”.

Ante esta situación, la Oficina Municipal de Información a la Persona Consumidora y Usuaria del Ayuntamiento de Bilbao considera pertinente comunicar una serie de recomendaciones orientadas a que las personas afectadas por este hecho conozcan sus derechos como consumidores y la manera de actuar para hacerlos valer en este escenario.

Guía de actuación elaborada por la OMIC

Las personas pacientes de DENTIX, (Dentoestetic Centro de Salud y Estética Dental SLU), ante la situación en la que se encuentra esta empresa, pueden llevar a cabo las siguientes acciones:

Como persona consumidora afectada es conveniente contactar mediante burofax, correo certificado o telegrama, poniendo como asunto “incumplimiento de contrato”, con los responsables de la empresa para solucionar el problema por el que se ve afectado. Si el establecimiento ha cerrado y cuenta con sede central, diríjase a la sede central.

Recopile y conserve toda la documentación relacionada con la contratación del servicio: publicidad, diagnóstico, presupuesto, contrato o factura, el historial médico (presupuesto y relación de intervenciones realizadas) y la solicitud de resolución del contrato, en su caso.

Si la conducta por la que se quiere reclamar tiene que ver con la disconformidad en el tratamiento llevado a cabo, esto es, por mala práctica deontológica o mala praxis, deberá acudir a la Consejería de Sanidad y/o al Colegio de Odontólogos de Bizkaia. En cualquier caso, varios son los supuestos que pueden plantearse cuando cierra una clínica y tiene un tratamiento contratado y no finalizado:

Si ha pagado al contado la totalidad o parte del importe de su tratamiento y no es posible contactar con la empresa de ninguna manera, no se recibe respuesta en un plazo razonable o la respuesta no es satisfactoria para la persona consumidora, únicamente le queda la vía judicial, a la cual podrá acudir bien a título particular o bien a través de una Asociación de personas Consumidoras, con el objeto de recibir el asesoramiento que en su caso corresponda.

Si ha suscrito con una entidad un contrato de financiación vinculado, acuda a la Entidad para anular el contrato de financiación por incumplimiento (no le han prestado el servicio completo). Estos contratos constituyen una unidad comercial y, por tanto, el incumplimiento del contrato de servicios conlleva la resolución del contrato de préstamo. Notifique a la financiera, de manera fehaciente, que la interrupción del servicio provoca que se cancelen sus obligaciones contractuales.

Si no atienden su solicitud, formule en primer lugar, una reclamación ante la propia entidad de crédito; Si no obtiene respuesta, puede formular una reclamación ante la presente Oficina Municipal de Información a las Persona Consumidora y Usuaria (OMIC) del Ayuntamiento de Bilbao, a fin de intentar resolver el problema a través de una intermediación o bien, pasado un mes de la fecha de la solicitud, puede presentar una reclamación al Banco de España.

Si la intermediación no es satisfactoria, queda abierta la vía judicial sin perjuicio de la inspección y sanción a la financiera por incumplir la ley de defensa de las personas consumidoras y usuarias en relación con la ley de crédito al consumo. Si ha pagado con una tarjeta de crédito, solicite a la entidad de crédito la anulación del cargo y el correspondiente reembolso en su cuenta.

No obstante lo anterior, si ha suscrito con una entidad un contrato de financiación vinculado o si ha pagado con una tarjeta de crédito, puede presentar la reclamación correspondiente en la Oficina Municipal de Información a la Persona Consumidora y Usuaria del Ayuntamiento de Bilbao.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...