jueves, 7 de julio de 2022

La Diputación Foral de Bizkaia devolverá 407 millones de euros a los contribuyentes

Ayer se inició la campaña de la renta 2016 en el territorio histórico


La Diputación Foral de Bizkaia devolverá 407 millones de euros a los contribuyentes
  • whatsapp
  • linkedin

Ya tenemos encima la nueva campaña de renta. La previsión de la Hacienda Foral vizcaína es que se presenten 566.000 declaraciones de IRPF, de las cuales el 72% saldrán a devolver, por un importe de 407 millones de euros. El 28% de las mismas serán a ingresar, con un montante de 287 millones. En cuanto al impuesto sobre patrimonio, se estima que se tramitarán 6.870 liquidaciones, que supondrán una recaudación de alrededor de 75 millones.

Se prolongará hasta el 30 de junio, y no presenta modificaciones normativas de relevancia. Ya se han enviado a los domicilios de los contribuyentes las claves de renta que permiten acceder a los datos fiscales, y las 336.000 declaraciones de IRPF confeccionadas por el Departamento de Hacienda y Finanzas, llamadas propuestas ‘Renta Etxean’ y divididas en dos clases: las de color verde, que son las que salen a devolver; y las de color azul, que indican que el sujeto pasivo debe ingresar la cantidad correspondiente en las arcas de la Diputación. Si se está conforme con la liquidación y sale a devolver, el ciudadano no tiene que hacer nada más que esperar que el dinero aparezca en su cuenta bancaria. Por el contrario, si sale a ingresar, hay que confirmarla. Además, aquellas personas que no estén de acuerdo con la propuesta recibida, tienen la opción de rectificarla.

Hay tres formas de presentar la declaración: entregándola en cualquier delegación de la Hacienda Foral, confeccionándola en cualquiera de las entidades bancarias que proporcionan este servicio de manera gratuita, o bien cumplimentándola mediante el programa de ayuda y enviando el fichero resultante a través de la oficina virtual ‘Bizkaibai’, y realizando la rúbrica digital mediante la clave de renta o un certificado de firma electrónica reconocido. Los contribuyentes del impuesto sobre el patrimonio solo podrán presentar sus declaraciones por vía telemática.

Obligación de presentar y opciones de tributación

Por norma general, quedan eximidos de la obligación de presentar la declaración de la renta aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del trabajo estén por debajo de 12.000 euros anuales. De igual manera, si dichos ingresos están entre 12.001 y 20.000 euros, y no se han cobrado de más de un pagador, ni se ha tenido más de un contrato, ni se perciben pensiones compensatorias o anualidades por alimentos, no habrá obligación de tributar por el impuesto.

No tienen obligación de presentar la declaración aquellos contribuyentes cuyos rendimientos del trabajo estén por debajo de 12.000 euros anuales

Tampoco estarán obligados los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos brutos del capital y ganancias patrimoniales, incluidos en ambos casos los exentos, que no superen conjuntamente los 1.600 euros anuales.

Se puede optar por la tributación individual o la conjunta, y elegir la manera más favorable siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. En el caso de la tributación conjunta, se debe abarcar la totalidad de los miembros de la unidad familiar, que está constituida por: los matrimonios o parejas de hecho inscritas con sus correspondientes hijos no emancipados y los mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad; los separados legalmente o sin vínculo matrimonial ni inscripción como pareja de hecho que tengan la custodia de sus hijos; el padre o la madre viudo o viuda con los hijos menores de edad no emancipados y los mayores si están sujetos a patria potestad. Es importante recordar que nadie puede formar parte de dos unidades familiares. En Bizkaia, las parejas de hecho inscritas en su correspondiente registro se benefician de una ventaja con respecto a las residentes en territorio común: la posibilidad de tributar de manera conjunta.

Arquitectura fiscal antes de Navidad

Ayer empezó la campaña de renta 2016. En esta frase, lo que debemos remarcar es el año, 2016. ¿Por qué? Pues porque realmente uno debe dejar su declaración de IRPF lista antes de las campanadas y de las uvas. En 2017, simplemente la tramitamos. Es tan sencillo como la cuenta de la vieja. A mediados de diciembre, el Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia pone a disposición de los usuarios un programa de ayuda llamado ‘simulador de renta’. Es de perogrullo explicar en qué consiste, el mismo nombre lo dice. Mediante su utilización, podemos saber con antelación lo que nos va a salir la factura fiscal, ya sea a pagar o a devolver, de cinco o seis meses después.

La ventaja es que podemos invertir ciertas cantidades de dinero para que el resultado nos sea lo más favorable posible. Si el contribuyente tiene un plan de pensiones, puede ampliar sus aportaciones hasta el límite de 5.000 euros. Esta cantidad reducirá la base imponible del impuesto. Si además tiene un préstamo hipotecario, el 18% de las cantidades satisfechas al banco en concepto de cuotas (amortización más intereses) se deducirá de la cuota íntegra del impuesto, con el límite de 1.530 euros. Si el contribuyente es menor de 30 años o tiene familia numerosa, el porcentaje aumenta al 23% y el límite de deducción a 1.955 euros. Estos importes se duplican si la unidad familiar opta por la tributación conjunta.

Pequeñas argucias legales que el ciudadano debe conocer, y a las que puede acogerse con pleno derecho y sin ningún rubor. Le permitirán ahorrarse unos eurillos y poder hacer suyo cierto eslogan publicitario: ‘Yo no soy tonto’.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar