sábado, 24 de julio de 2021

Meghan Markle confiesa que ha sufrido un aborto este mismo verano

La pareja tiene un hijo, Archie, nacido el día 6 de mayo del año 2019


Meghan Markle confiesa que ha sufrido un aborto este mismo verano
  • whatsapp
  • linkedin

Meghan Markle ha querido confesar que, este pasado verano, perdió un bebé, el que habría sido el segundo hijo junto a Harry de Inglaterra. La ex-duquesa de Sussex se ha abierto en canal en una carta publicada en el periódico “New York Times”, relatando con total sinceridad el dolor y la tristeza que sintió al sufrir un aborto espontáneo el pasado mes de julio. Una carta desgarradora en la que se sincera al tener que dar una de las noticias más tristes que podía dar: la pérdida un bebé

En el artículo, Meghan Markle hace una reflexión sobre la soledad, sentirse bien y la pérdida

Una triste confesión que llega después de una serie de rumores sobre un segundo embarazo tras la publicación de unas imágenes de la actriz, durante la celebración del Día del Recuerdo en un cementerio de la ciudad de Los Ángeles, en las que la actriz aparece con una figura algo más “redondita” a lo normal en ella. Según ella, la ilusión ante la llegada de un hermanito para Archie era máxima, tanto por parte de la pareja como por parte de la Familia Real.

Totalmente abierta a contar la verdad, la esposa del príncipe Harry de Inglaterra ha querido explicar, a través de una carta, cómo vivió la mala noticia una mañana cualquiera del pasado mes de julio, cuando las ganas de volver a ser madre y la ilusión por la llegada de un nuevo miembro a la familia se derrumbaron.

Mientras estaba aseando a Archie, la actriz sintió lo que ella califica como “un fuerte calambre” que provocó un intenso dolor en su interior. Tal fue la intensidad que ella cayó al suelo con su hijo en brazos. En el artículo, Meghan confiesa que “sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo”.

La publicación, a la que ha puesto por título “Las pérdidas que compartimos”, tenía como objetivo recordar por lo que vivió la actriz y royal en la camilla de un centro hospitalario con la mano de Harry agarrada fuertemente a la suya. “Besé sus nudillos”.

”Sentada en la cama del hospital, viendo cómo el corazón de mi marido se rompe mientras intenta sostener el mío, del que sólo quedan pedazos”. Lo primero que le viene a la cabeza a la duquesa, tras hacer esta dura confesión, es hacer una pregunta: “¿Estamos bien?”. Esta pregunta es para poner en contexto que este año ha sido horrible para mucha gente que han sufrido alguna pérdida por culpa de la pandemia “entre cientos de miles de muertos”, por lo que ha querido aprovechar esta carta para hacer un pequeño homenaje a todas las víctimas por culpa de la pandemia.

Y termina la carta con una triste reflexión sobre la soledad. En los tiempos que vivimos, “estamos más solos que nunca”.

“Esos momentos tristes, que dan miedo o demasiado importantes los vivimos a solas. Nadie se para a preguntar “¿estás bien?”. Perder un hijo implica un sentimiento de culpa casi insoportable, que mucha gente ha vivido pero del que pocas personas hablan. En medio del dolor de nuestra pérdida, mi marido y yo descubrimos que, en una sala con 100 mujeres, de 10 a 20 de ellas habrán sufrido abortos. Y, a pesar de esa impactante frecuencia, la conversación sigue siendo un tabú, aderezado con una (injustificada) culpa, y perpetuando un ciclo de luto en solitario”

La triste noticia viene después de los numerosos rumores sobre un segundo embarazo tras las mencionadas fotografías, publicadas hace escasas semanas, del Dia del Armisticio y tras la decisión de la propia Meghan Markle de solicitar un retraso en la fecha del juicio que la enfrentará con algunos de los tabloides británicos más importantes. Todo parecía indicar que la pareja esperaba un segundo hijo tras la llegada al mundo de Archie, el pasado 6 de mayo del año 2019.

Te puede interesar