lunes, 26 de julio de 2021

La infanta Elena visita a su padre, el rey Juan Carlos, en Abu Dhabi

Juan Carlos I estaría organizando su regreso a Zarzuela en las próximas semanas, según Carlos Herrera


La infanta Elena visita a su padre, el rey Juan Carlos, en Abu Dhabi
  • whatsapp
  • linkedin

Parece que el único miembro de la Familia Real que ha decidido seguir apoyando al rey emérito Juan Carlos I, pase lo que pase, es la infanta Elena. La hija mayor del monarca ha viajado a Abu Dhabi para reunirse con el monarca y parece que ella no está dispuesta a dejar solo, en su peor momento, al emérito y no dudó en viajar a los Emiratos Árabes durante la semana pasada.

Hace más de tres meses que Juan Carlos I tomó la decisión de marcharse de España

El tiempo pasa muy rápido y han pasado tres meses desde que el rey Juan Carlos tomase la decisión de abandonar España, por un periodo de tiempo indefinido, por las polémicas constantes que le señalan de manera directa y la infanta Elena no ha querido esperar más para dar un abrazo a su padre. Según ha publicado La Vanguardia, la hermana mayor de Felipe VI se ha trasladado a Abu Dhabi, durante la semana pasada, donde fue reconocida por un empresario de nacionalidad española que no ha dudado en hacer fotografías en el aeropuerto de Emiratos Árabes.

A lo largo de estas últimas semanas, se ha publicado que don Juan Carlos está completamente solo; pero, su hija mayor, la infanta Elena, ha querido darle una gran sorpresa antes de terminar el año. Esta visita habría coincidido con una fecha muy importante para el emérito: el aniversario de la proclamación de Juan Carlos I como Rey de España tras el fallecimiento de Francisco Franco, una fecha que le habrá hecho pensar en como han cambiado las cosas desde entonces...

La estancia de Elena de Borbón en la ciudad de Abu Dhabi no ha durado más de una semana y el domingo ya estaba en Madrid para hacer frente a una serie de compromisos a nivel profesional. Estamos ante la única visita que se conoce de un miembro de la familia real de don Juan Carlos (al menos, que se conozca), que habrá pasado unos días en el lujoso hotel donde permanece el miembro más polémico de la familia real, donde permanece centrado en su estado de salud y ,según aseguró el periodista Carlos Herrera, pensando en el día en el que volverá a Zarzuela.

Esta visita demuestra que hay una gran unión entre el monarca y su hija mayor. No es ningún secreto que siempre han tenido una gran conexión y que mantienen contacto diario, a pesar de todo lo que está sucediendo. Por esa razón, las personas más cercanas a Elena aseguran que lo está pasando muy mal ante toda la situación que está pasando con las relaciones sentimentales y negocios de Juan Carlos I a lo largo de los últimos años de su reinado.

Estas navidades van a ser insólitas en la Familia Real, no solo por la pandemia del coronavirus, pues don Juan Carlos tendrá que pasar estas fiestas tan importantes en la capital de los Emiratos Árabes, muy lejos de su familia. Parece que cada uno de los miembros celebrará dichas fiestas, cada uno por su lado.

Según fuentes del entorno más cercano de Juan Carlos, el padre del actual monarca está bien de salud, pero bastante “disgustado” por todas las informaciones que se han publicado a lo largo de las últimas semanas en España y considera que son “malintencionadas”.

El pasado 3 de agosto, La Zarzuela, hacía pública una carta en la que el propio Juan Carlos habría trasladado a su hijo, el rey Felipe V, su “meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”. Una decisión que había tomado “con profundo sentimiento, pero con gran serenidad” y que tenía como principal objetivo hacer más fácil al rey “el ejercicio de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad”.

Además, hacía referencia a “la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada” y “con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado (…) deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicios de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad (…) Mi legado y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”.

Te puede interesar