Primera entrevista de Tom Brusse: “Melyssa Pinto me decía que se quería matar”

Si siguiera con Melyssa Pinto, Brusse le ayudaría con su marca de ropa pues lo que hace ahora es comprar ropa y venderla más cara

Tom Brusse
Tom Brusse

Tom Brusse (“La isla de las tentaciones 2”) se ha convertido en el villano de esta edición por ser infiel a Melyssa y la frialdad que siempre ha mostrado. Un comportamiento que ha hecho que sea duramente criticado por la audiencia y por los colaboradores de Mediaset. Pero, ahora, el francés ha decidido conceder su primera entrevista en una conocida revista y explicar su verdad. Según el empresario: “Melyssa Pinto me decía que se quería matar”.

Tras las duras acusaciones por parte de Melyssa, que aseguró haber aceptado la participación en el programa por el chantaje psicológico de su novio, el joven asegura que ella quería seguir con su relación a pesar de todo lo que había pasado e intentó boicotear su romance con Sandra Pica, la “tentadora” con la que le fue infiel a la ex-tronista.

El joven asegura que las duras críticas que ha recibido tras su paso por el resort de la República Dominica, donde protagonizó algunas de las escenas más escandalosas de la edición, le han hecho daño. Hoy en día, Tom confiesa sentirse triste por la gran cantidad de detractores que le han surgido y por los duros comentarios que ha tenido que aguantar, por lo que ha decidido desvelar cómo era su relación con Melyssa Pinto, realmente.

Tom realiza la entrevista junto a la “tentadora” y confirma: “Sandra y yo somos novios, estamos muy felices”. Empezar una relación no ha sido fácil para ambos por todas las dificultades que han encontrado en su camino, la mayoría de ellas por parte de Melyssa Pinto. Según la joven, la catalana les “quiere ver separados”. Ambos cargan sin ningún tipo de piedad contra la propia Melyssa. Según el francés ambas jóvenes son “incomparables(...) Melyssa estaba todo el día en pijama y Sandra está todo el día desnuda”. Eso sí, el empresario lamenta que “han dicho que soy machista porque dije que no quería que Melyssa fuera a cenar conmigo en chándal (…) Ella sabe a qué tipo de restaurantes voy”.

Tom asegura que es un gran hombre de negocios y si siguiera con Melyssa, le ayudaría con su marca de ropa pues lo que hace ahora es “compra ropa para venderla más cara. Eso no es diseñar”.

Sandra Pica también habla para explicar cómo ha vivido los celos de Melyssa: “Podía llamar cuarenta veces en una hora a Tom (…) Le decía que pusiera la cámara para comprobar que no estaba conmigo”.

Sobre si Tom mantuvo relaciones sexuales al día siguiente de romper con Melyssa, el francés lo explica así: “Al día siguiente de romper, Melyssa me quería perdonar. Gritaba y lloraba. Se me partió el corazón y me acosté con ella por pena”.