Ana Obregón, a los cinco meses de morir Álex Lequio: "Si vuelvo a vivir, será por ti"

"No tengo ganas de reír ni de ponerme modelitos y, por ahora, no puedo trabajar", asegura la presentadora y actriz

Ana Obregón, de riguroso luto, en la imagen que ha compartido en Instagram. / @ana_obregon_oficial
Ana Obregón, de riguroso luto, en la imagen que ha compartido en Instagram. / @ana_obregon_oficial

Ana Obregón sigue inmersa en el dolor causado por la pérdida de su único hijo. Este martes se cumplen cinco meses desde que Álex Lequio falleciera en Barcelona por culpa del cáncer que padecía desde dos años antes. Desde que el joven murió el pasado 13 de mayo, solo se ha visto a la actriz y presentadora en su entierro, su funeral en Madrid celebrado casi mes y medio después a causa de la crisis sanitaria, alguna visita al cementerio y sus escasas salidas durante el verano. Donde sí se ha prodigado mucho ha sido en las redes sociales, en especial en su cuenta de Instagram, donde no ha dejado de recordar a Álex, fruto de su relación con Alessandro Lequio. En una nueva publicación, Ana da muestras de que su pena no disminuye. Además, deja entrever que si vuelve a encontrar sentido a la vida, será por la fuerza que su hijo le dé allá donde esté. 

En esta ocasión, el recuerdo a Lequio Jr. va acompañado de una fotografía en la que Obregón aparece vestida de riguroso luto, de espaldas, rodeada de naturaleza y mirando al mar. El paisaje verde y azul en el que Ana medita a solas podría pertenecer a Mallorca, la isla balear en la que la bióloga ha pasado parte del verano acompañada por su familia. "Estos cinco meses sin ti no sabía quién era, lo que era o ni siquiera si era", comienza diciendo en el mensaje que lanza a su hijo. "Simplemente estaba allí, como una percepción singular en medio de una nada sombría, carente de principio y final", continúa. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Estos cinco meses sin ti no sabía quién era, lo que era o ni siquiera si era. Simplemente... estaba allí , como una percepción singular en medio de una nada sombría , carente de principio y final . Aqui llevo más de un mes(me vine antes del estado de alarma) Meditando en calma para encontrar la paz en este viaje hacia mi interior. Conectando con mi conciencia espiritual o el alma, porque las almas son eternas y de esta forma me acerco más a ti. Siguiendo tu ejemplo, iluminada por tu luz. Decia Einstein que “el auténtico valor del ser humano viene determinado principalmente en la medida que ha conseguido liberarse del Yo “. De ese Ego que contamina todo. Hasta a los políticos , que jugando a ser médicos y midiendo constantemente su Ego y su poder , conseguirán tener en su currículum un montón de vidas de españoles. Desde mi corazón mi más sentido pésame a las familias de los 50.000 ( 33.000?) fallecidos en España por esta pandemia(sindemia). Tenéis que perdonarme, siento muchísimo compartir con vosotros mi dolor porque siempre a lo largo de 40 años en mis trabajos mi intencion era contagiaros felicidad, haceros reír, soñar, que olvidarais los problemas. Necesito que me entendáis he perdido todo, mi único hijo. Y no tengo ganas de reír, ni de bailar, ni de ponerme modelitos y por ahora no puedo trabajar . Se que vuestra mano anónima me acompaña y me sujeta fuerte para que no caiga más hondo. Os estoy infinitamente agradecida . También sé que mis hermanas no me han soltado la mano ni un segundo . Pero sobre todo sé que tú , Áless , me mandas ese inmenso amor desde la eternidad y que si algún día vuelvo a vivir será por ti . #alessforever #5meses ??

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

"Aquí llevo más de un mes (me vine antes del estado de alarma)", matiza sin especificar el lugar en el que se encuentra. "Medito en calma para encontrar la paz en este viaje hacia mi interior. Conecto con mi conciencia espiritual o alma, porque las almas son eternas y de esta forma me acerco más a ti. Siguiendo tu ejemplo, iluminada por tu luz", prosigue su reflexión, en la que no olvida a los fallecidos por la pandemia en España, a cuyas familias da su sentido pésame. Luego, pide perdón a sus seguidores. "Siento muchísimo compartir con vosotros mi dolor porque siempre a lo largo de 40 años en mis trabajos mi intención era contagiaros felicidad, haceros reír, soñar, que olvidarais los problemas. Necesito que me entendáis, he perdido todo, mi único hijo. Y no tengo ganas de reír, ni de bailar, ni de ponerme modelitos, y por ahora no puedo trabajar", reconoce.

La actriz afirma estar "infinitamente agradecida" con la gente por la que se ha sentido acompañada y con sus hermanos: "No me han soltado la mano ni un segundo". Para terminar, la presentadora vuelve a recordar a su hijo: "Pero sobre todo sé que tú, Aless, me mandas ese inmenso amor desde la eternidad y que, si algún día vuelvo a vivir, será por ti". El mensaje finaliza con dos etiquetas, #alessforever y #5meses.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Gracias Alessandro @alessandrolequiosr por haberme dado no solo lo ma´s importante de mi vida, sino “la vida”. Porque el di´a en que nacio´ nuestro hijo A´less , ese di´a en realidad quien nacio´ fui yo. Es curioso, no puedo recordar nada de mi vida antes de ti Aless, como tampoco puedo recordar estos meses sin ti. Se ha borrado todo. Lo u´nico que siento cada segundo con lo que me queda de corazo´n son los 27 an~os que nos regalaste de inmensa felicidad, amor , lucha , ejemplo y genialidad. Aunque ahora me haya convertido en un pozo vaci´o de vida sin ti y lleno de tristeza se que tu alma esta´ unida eternamente a la nuestra . Y eso , a veces, me permite respirar. Gracias por habernos elegido como padres mi guerrero de luz. ?? #eternamentejuntos #alessforever

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Álex Lequio encaró su batalla contra el cáncer como un chico maduro, cercano y con una ironía a prueba de bombas para abordar un asunto tan doloroso. También fue muy sincero. Habló en sus redes de sus logros, y todo ello le acercó a la gente. Concedió dos exclusivas para contar detalles de su tratamiento y poder hacer frente al pago de sus facturas médicas. Al final, un sarcoma de Ewing, un cáncer raro que afecta a los huesos o la parte blanda que los rodea, se lo llevó a los 27 años.