Miguel Frigenti desvela el montaje de Antonio David Flores

Por la pandemia, la falta de realities convirtió a los presentadores y colaboradores de los programas, en protagonistas de la prensa rosa, aunque no todo es cierto y se desvelan los montajes

Miguel Frigenti / Antonio David Flores / Capturas de pantalla / Montaje
Miguel Frigenti / Antonio David Flores / Capturas de pantalla / Montaje

A falta de realities, debido a la pandemia mundial por el COVID-19 y a las medidas de distanciamiento social y confinamiento, las últimas noticias de la prensa rosa y del corazón, provienen de los programas diarios de las cadenas, más específicamente, de sus presentadores y colaboradores.

La operación de la vesícula, sus complicaciones y el posterior viaje de vacaciones de verano de Kiko Matamoros junto a su novia, Marta López, así como las peleas con su ex mujer, Makoke y el pleito que tiene su hija, Anita Matamoros, con su novia, acapararon los titulares. Igualmente, todo lo relacionado al hijo de éste, Diego y su nueva relación con Carla Barber. Antes de eso, Maite Galdeano, afirmó que “le da asco” su hijo porque le recordaba a su ex pareja, junto a las declaraciones de Sofía Suescun, su hija, apoyándola, para luego, terminar las vacaciones de verano, posando juntos para una foto familiar en la playa.

 

Antonio David Flores, ahora es su turno.

 

Y ahora es el turno de Antonio David Flores y su entorno, ya de por sí, bastante llamativo, ya que formó parte de una de las familias “realeza” de la farándula española cuando estuvo casado con la hija de “la más grande”, Rocío Carrasco y con quien tuvo dos hijos: Rocío y David; y porque la familia Flores Carrasco ha protagonizado, desde hace 20 años, una pelea legal y mediática bastante larga.

Es que, dos semanas atrás, desde “Sálvame”, se aseguró que el ex guardia civil podría no regresar como colaborador cuando se le terminara su contrato con el programa, que ya está a punto de expirar. La productora no se decide aún si vale la pena mantenerlo en la plantilla.

A partir de ese momento, todos los focos se posaron sobre él: Carmen Borrego, amiga íntima de Rocío Carrasco, vendió una exclusiva a la revista Lecturas, donde afirmó que Rocío Carrasco nunca perdonaría a su hija, Rocío Flores, por la paliza que ésta le dio cuando tenía 15 años, tal como consta en los registros del juicio.

Antonio David no perdió el tiempo y decidió contratacar, afirmando que las Campos tenían un hermano secreto del que se avergonzaban y que tenía un historial delictivo. Posterior a esto, comenzaron a aparecer declaraciones de varias mujeres que aseguraron haber sido amantes del ex de Rociíto, durante su matrimonio actual con Olga Moreno. Una de esas amantes fue Isabel Ávila, y que llegó por medio de Miguel Frigenti. Ávila fue sometida al polígrafo en “Sálvame” y el aparato confirmó que, lo que decía, era cierto.

 

Para Miguel Frigenti, lo de Antonio David es un montaje.

 

Rocío Flores, entró en un directo en “Sálvame” el viernes pasado y afirmó que tras lo que está viviendo su padre, hay “una mano negra”. Sin embargo, Miguel Frigenti, “puso en su sitio” al ex de Rocío Carrasco al señalar que todas esas polémicas resultaban en un beneficio económico para él; es que hasta su esposa, Olga Moreno, dará su versión, a modo de exclusiva a una revista.

Ante estas acusaciones, Antonio David no pudo contenerse y le contestó que su mujer está en su derecho de dar su versión: “a ti te viene de maravilla esto, que llevas quince días sentado aquí” comenzó diciendo a Frigenti y agregó que no podía cuestionar el dolor que su familia está padeciendo; “y si Olga ha hecho una portada o no, está en su derecho porque lleva quince días aguantando a la prensa”.

En su defensa, Frigenti alegó que “si tú te sientas a facturar y a hablar de tu vida privada, yo puedo decir lo que quiera”. El padre de Rocío Flores fue tajante al afirmar que todo en casa estaba muy bien y que no había problema de ningún tipo, aunque él mismo llegó a decir que Moreno no le habla. Para Miguel, eso es difícil de creer y le parece un montaje.