MUNDO ROSA | JORGE JAVIER VÁZQUEZ

Jorge Javier confirma la peor noticia posible: atraviesa uno de sus peores momentos

Por SANTIAGO PRENDE . 03/07/2020

El presentador estrella de Telecinco revela públicamente el bajón anímico por el que está atravesando

Así ha quedado Jorge Javier tras su último retoque.

Así ha quedado Jorge Javier tras su último retoque.

Jorge Javier Vázquez no está atravesando, ni de lejos, su mejor momento. Aunque en lo profesional cualquiera diría que no le podría ir mejor viendo la cantidad de programas que conduce y el salario con el que cuenta, lo cierto es que más allá de las cámaras no es precisamente oro todo lo que reluce.

Basta con repasar el diario que escribe en Lecturas para darse cuenta de inmediato que este está pasando por un bajón anímico que le está impidiendo disfrutar al máximo de la vida y ser feliz en el término íntegro de la palabra.

Y es que en las últimas semanas ha firmado diarios personales en los que ha revelado públicamente que le está afectando ser el centro de atención de insultos y amenazas de la ultraderecha tras haberse eregido como el 'presentador bolchevique' para muchos usuarios de las redes sociales por sus comentarios en Sálvame y Sábado Deluxe.

Sobre este asunto asguraba que "con la (poca) perspectiva que da una semana me da rabia haber contribuido a la crispación que hay en este país con unas maneras equivocadas". Una revelación que hacía poco después de confirmar que se levanta recordando lúcidamente "sueños que dejan un gran pozo de tristeza". 

Pero la cosa no queda aquí. Apenas unos días antes se lamentaba de la vida que lleva últimamente escribiendo que "lleva muchos años encerrado en casa" perdiéndose muchas cosas que le harían más feliz de lo que es. Para colmo, los rumores sobre su adiós a la televisión una vez concluya su actual contrato con Telecinco no dejan de aumentar.

Sea como fuere, parece claro que Jorge Javier no está atravesando su mejor momento y que las vacaciones le van a venir que ni pintadas para coger fuerzas y, quién sabe, si empezar a ser más feliz de lo que es. Razones para serlo no le faltan, al menos aparentemente.