MUNDO ROSA | EL EX DE CHABELITA SE CONFIESA EN EL MUNDO

Las calamidades de Omar Montes: "Lo que hay son presos y muertos"

Por J. C. RUBIO. 19/12/2019

"Sabía que si llevaba la vida de mis compañeros no llegaba a los 30 años", admite el cantante de "Como el agua"

Omar Montes, durante un incidente con la policía en enero.  / EP

Omar Montes, durante un incidente con la policía en enero. / EP

Omar Montes ha concedido una entrevista al suplemento PAPEL del diario El Mundo en la que se ha abierto en canal. Nacido y criado en la humilde barriada madrileña de Pan Bendito, el ex de Isa Pantoja ha sido boxeador, concursante de reality shows y protagonista de las portadas de las principales revistas del corazón. A sus 31 años, la carrera del joven como cantante se consolida. Tras su exitoso tema "Alocao", que dio la campanada este verano, Omar presenta ahora su nueva canción, "Como el agua".

"Ninguno de mis amigos ha salido profesor o abogado" 

Pero su vida no ha sido fácil, como constata en su conversación con el periódico que dirige Paco Rosell. En la entrevista, el ex participante de 'Supervivientes' cuenta que entre sus compañeros de colegio no ha habido ninguno que haya salido "profesor o abogado". "Lo que hay son presos y muertos", dice Omar Montes con dureza. 

"En mi barrio no hay muchas oportunidades. Uno era ladrón y tuvo un accidente. Otro falleció por la droga...", lamenta, aunque se enorgullece de que él haya conseguido salir adelante. Omar ha hecho de todo para intentar tener un futuro. "Boxeé, di clases en gimnasios, fui portero de discoteca...", recuerda.

"El oro es la manera de ahorrar más segura que hay"

Cuando él tenía 23 años nació su hijo, y entonces comprendió que si llevaba la vida de sus amigos, "no llegaría a los 30". No obstante, tuvo que recurrir a cometer "alguna barbaridad" para que a su bebé no le faltara de nada: "Los pañales salían por 30 euros. ¿Qué iba a hacer? Iba al Hipercor con tres amigos, los cogía y salía corriendo. El de seguridad nos conocía y ni nos perseguía".

Omar Montes asegura que es "antialcohol y antidrogas" y que, como no sale ni va "de fiesta", se gasta el dinero "en casas y en oro", que es su "manera de ahorrar, la más segura que hay". También gasta en ropa y coches. "Tenía un Ferrari pero lo vendí porque para mi abuela era difícil entrar. Ya solo quiero coches grandes. Ahora tengo un Mercedes", explica en su entrevista más personal.