MUNDO ROSA | EL TIEMPO PASA Y TELECINCO NECESITA UN NUEVO ROSTRO CAPAZ DE ATRAER A UN GRAN NICHO DE ESPCTADORES

Telecinco confirma que tiene a una nueva princesa del pueblo que sustituye a Belén Esteban

Por CONFIDENCIAL TV. 16/06/2018

La colaboradora de Sálvame, al borde del abismo mediático tras los últimos acontecimientos sucedidos en Mediaset España.

Belén Esteban, al borde del abismo.

Belén Esteban, al borde del abismo.

Tras casi dos décadas en lo más alto del candelero mediático Belén Esteban ha entregado su corona.

Algo que muchos analistas televisivos han venido barruntando desde que hace ahora un año empezara un declive iniciado con sus dos peores 'Belenazos' en Sábado Deluxe y que, poco a poco, fueron confirmando los datos de audiencia de Telecinco y las ventas de las revistas en las que esta aparecía como principal protagonista.

Un asunto del que han venido estando muy al tanto en Mediaset España, donde no se pueden permitir el lujo de perder a lo que muchos han llamado como "la gallina de los huevos de oro de Telecinco" durante el tiempo en el que esta convertía en euros todo lo que tocaba.

Situación que esta mantuvo gracias a una audiencia que la seguía en cada movimiento e independientemente de que lo hiciese, dijese o el rival al que se enfrentase. El hecho de ser una chica de barrio, que salió de la nada, que sufrió para llegar donde llegó y que se mostraba tal y como era hicieron el resto.

Unos valores que con el tiempo ha ido perdiendo y que, ahora, parece reencarnar la nueva princesa del pueblo. Hablamos de Sofía Suescun, otra chica joven, con toda la vida por delante, que se muestra con naturalidad y sin pensar en lo que puedan pensar de ella y con la que cada vez se sienten identificadas.

Y es que, tal y como sucediera con Belén, ganadora del programa de baile y de GH VIP, Sofía ha conseguido ganar GH y ahora Supervivientes dejando claro que es la nueva reina de la televisión en Telecinco. La cadena de Fuencarral lo sabe y ya le prepara el camino como sucesora de la Esteban. Veremos qué sucede con la de San Blas.