miércoles, 28 de julio de 2021

Un joven se queda tretrapléjico tras comerse una babosa

El chico, de origen australiano, apostó con sus amigos y perdió, por lo que tuvo que cumplir la promesa que hizo.


Un joven se queda tretrapléjico tras comerse una babosa
  • whatsapp
  • linkedin

Sam Ballard es un joven que en 2010, cuando tenía 19 años, apostó con sus amigos que si perdía o no cumplía una promesa que les hizo, se comería delante de ellos una babosa. Desgraciadamente así fue, y el joven tuvo que ingerir dicho animal delante de su grupo en su jardín de Sidney, en Australia.

Horas después, Sam empezó a sentirse mal, motivo por el cual fue ingresado en el Hospital Royal North Shore, donde le diagnosticaron una infección pulmonar; la babosa tenía el Angiostrongylus cantonensis. Un empeoramiento de la enfermedad le produjo un coma de 420 días. Cuando despertó no podía moverse: se había quedado tetrapléjico.

Actualmente, Sam tiene 28 años y sufre ataques por los cambios drásticos de temperatura que sufre su cuerpo. Según su madre "está devastado". Ella tenía la esperanza de que pudiera volver a andar y a hablar con el paso del tiempo, pero ha visto que su hijo nunca podrá volver a ser el que era.El joven se desplaza con una silla de ruedas motorizada.

Hasta 2016, recibía un ayuda por el elevado coste de sus cuidados de 490.000 dólares, viéndose reducida a más de la mitad, con casi 135.000, debido a los recortes llevados a cabo por el Gobierno de Australia.

Te puede interesar