contador web

El Papa defiende el derecho de la mujer de amamantar a sus hijos en la calle

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 10/01/2018

Francisco I siempre ha sido un férreo defensor de la lactancia en público porque “también es un signo de amor”.

Vaticano
Papa
madres
bebés
FranciscoI
Lactancia

El Papa Francisco es un firme defensor de la lactancia materna en público.

Que las mujeres amamanten en la calle a sus recién nacidos siempre ha creado controversia en la sociedad. Mientras que unos piensan que debería ser un acto que se realice en la intimidad del hogar, otros promueven en derecho de la mujer a alimentar a sus hijos cuando y donde quiera, dando normalidad a un tema que en verdad lo es. El Papa comparte esta segunda opinión, y así lo hizo saber en la homilía del domingo, defendiendo la lactancia materna público.

Describiéndolo como “un uso del lenguaje del amor”, el Papa defendía a las madres que dar el pecho a sus hijos en lugares públicos, muchas veces bajo miradas de incredulidad y desaprobación por parte del resto. Lo hacía en una misa en la que bautizaba a 34 bebés (18 niñas y 16 niñas) en la Capilla Sixtina, en Roma. "Si los bebés comienzan a llorar porque no están cómodos, tienen calor, o tienen hambre, dadles de amamantar, sin miedo, porque también esto es un lenguaje de amor”, añadía la cabeza de la Iglesia.

No es la primera vez que Francisco I se posiciona en este tema. Hace un año, en un domingo muy parecido al del pasado 7 de enero, decía lo siguiente: “"Más allá de que seamos cristianos o no, animo a las madres a amamantar con toda la normalidad a sus bebés".

La lactancia materna en público no siempre es un acto respaldado por toda de la sociedad. Una parte de la misma lo ve como un acto de ofensa. Por ejemplo, durante agosto del pasado año, una mujer fue amonestada por dar de mamar a su recién nacido en el entorno de una piscina municipal. La madre se enfrentó a la dirección de la misma, que se defendió diciendo que “su normativa prohibía comer o beber en las zonas de baño, incluyendo la lactancia”.

En Madrid, hace unas semanas se puso en marcha la iniciativa Breastfeeding Welcome, con la que se invita a los locales de la ciudad a que coloquen una pegatina con la que indican que las mujeres pueden dar de mamar a sus hijos dentro de los mismos si se sienten incómodas o les da pudor hacerlo en la calle.

Desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) se defiende la lactancia materna al menos hasta los seis primeros meses del bebé, que es rica en grasas, vitaminas e hidratos de carbono, que disminuyen el riesgo del recién nacido a contraer enfermedades y que le aportan beneficios a lo largo de su vida.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar