viernes, 30 de julio de 2021

Subaru abre una investigación por un posible trucaje en el consumo de sus vehículos

El escándalo llega tras la revelación de que durante 30 años han admitido inspecciones irregulares.


Subaru abre una investigación por un posible trucaje en el consumo de sus vehículos
  • whatsapp
  • linkedin

Un escándalo más en la industria automovilística, tras el "Dieselgate" de Volkswagen que sacudió al mundo entero en 2015, un incidente similar con Renault que no tuvo consecuencias legales, o el supuesto cártel integrado por casi todos los fabricantes alemanes para crear un monopolio de precios y que aún está bajo investigación, en esta ocasión el incidente proviene de Japón. Subaru ha abierto una investigación sobre sus inspectores de vehículos, ya que podrían haber falsificado la lectura de kilometraje durante las inspecciones de los mismos. Esto implicaría un mayor número de kilómetros hechos con cada litro de combustible, con lo que las cifras de consumo habrían sido más eficientes de lo que realmente eran. Sin embargo, la marca afirma que esto no influye en la seguridad del vehículo y que por ende, ningún coche debe ser llevado a una revisión urgente.

El escándalo toma mayores dimensiones cuando el pasado octubre Subaru admitió que, al igual que Nissan, las inspecciones finales de sus coches habían sido realizadas por trabajadores no cualificados para dicha tarea, una práctica que se estuvo realizando durante treinta años. Aquello implicó la retirada de 255.000 vehículos a finales de octubre y que incluía nada menos que 12 modelos distintos de los que Subaru fabrica en la actualidad.

La consecuencia inmediata a esta nueva polémica ha sido la caída de las acciones de la marca un 8,5%, lo que las ha situado en su nivel más bajo desde julio de 2016. Sin embargo, Subaru aún no ha confirmado si este amaño afecta a algunos vehículos importados fuera de Japón.

Llueve sobre mojado en la industria japonesa, a los incidentes de Subaru y Nissan, que supusieron el llamamiento a revisión de 1'21 millones de vehículos, se suma el de Kobe Steel. El fabricante de piezas admitió que falseó estudios sobre sus productos fabricados en base al aluminio y al cobre durante una década. Un fraude que, en este caso, tiene consecuencias globales.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar