jueves, 9 de febrero de 2023

Sánchez y Scholz presionan a Francia para que el MidCat esté en marcha en 2025

España y Alemania apuestan por estrechar los lazos en materia de defensa aunque el Gobierno deja en el aire su presencia en el escudo antimisiles europeo.


Sánchez y Scholz presionan a Francia para que el MidCat esté en marcha en 2025
  • whatsapp
  • linkedin

España y Alemania han dado un paso más en su relación aprovechando la sintonía y familia política a la que pertenecen sus líderes de Gobierno. Los socialdemócratas Pedro Sánchez y Olaf Scholz, que mantienen una estrecha relación personal, protagonizaron este miércoles en La Coruña la XXV Cumbre Hispano-Alemana para estrechar más los lazos entre ambos países con dos propósitos claros: presionar a Francia para que el gasoducto MidCat esté en marcha en 2025 y fortalecer las relaciones, sobre todo en Defensa, entre los países. 

En una rueda de prensa posterior al encuentro entre el Gobierno de España y el de Alemania, el presidente del Gobierno ha reiterado que "la situación de Ucrania afecta al bienestar y a la calidad de vida de nuestros ciudadanos". Es por ello que España defiende la necesidad de avanzar con determinación en la reducción de la dependencia de los hidrocarburos rusos, la descarbonización y la transición verde, la reforma del mercado eléctrico europeo y la consecución de precios asumibles para la industria y los consumidores domésticos, en especial los más vulnerables. 

"El europeísmo de España nace de la convicción. Para nosotros, Europa es, ante todo, una comunidad de valores, hoy cuestionados desde muchos frentes. Ni en los momentos más duros y complejos de la historia reciente ha flaqueado el compromiso de España con la Unión Europea. Ahora, cuando más se necesita de él, España está más dispuesta que nunca a ayudar", ha afirmado Sánchez.

España y Alemania han adoptado una Declaración Conjunta que recoge también un ambicioso Plan de Acción anejo, donde se estructura y renueva la relación bilateral a través de múltiples iniciativas en los distintos ámbitos. El Plan, con una vocación eminentemente práctica y con actuaciones concretas que deberán desarrollarse por ambos países, ha sido elaborado con la participación de todos los ministerios del Gobierno.

Junto al presidente Sánchez, han participado también en la Cumbre las tres vicepresidentas del Gobierno de España y las ministras y ministros de Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Industria, Comercio y Turismo; Defensa; Agricultura, Pesca y Alimentación; y Universidades, que han mantenido sendas reuniones con sus homólogos y homólogas del ejecutivo federal alemán.

Sánchez ha resaltado de manera especial los documentos firmados en materia socio-laboral y educación superior y formación. "La mejora de las condiciones laborales y la promoción de la formación dual universitaria a lo largo de la vida son dos ámbitos en los que nuestros dos gobiernos son igualmente ambiciosos y en lo que los dos países podemos aprender el uno del otro", ha dicho.

Ambos países se comprometen a incrementar la colaboración en política exterior y cooperación al desarrollo, contribuir a la paz y la seguridad internacional a través de la defensa del multilateralismo, los compromisos adquiridos en la OTAN y la UE y el impulso de una política exterior feminista.

Los ministerios de Asuntos Exteriores de España y Alemania trabajarán de forma conjunta en la denominada 'Team Europe Initiative for Good Jobs' en el marco de la Vecindad Sur, la cooperación en materia de gestión de crisis civiles y el impulso de iniciativas conjuntas dentro de Naciones Unidas, especialmente en materia de Derechos Humanos y No Proliferación.

Estrecha relación 

Este encuentro fue la primera ocasión desde 2013 que se recupera este formato de encuentros bilaterales al más alto nivel. Se produce en un momento crucial para Europa, marcado por la invasión de Putin a Ucrania, la crisis energética, las tensiones inflacionistas, la necesidad de reformar el mercado eléctrico en la UE, la dificultad en el aprovisionamiento energético y el fortalecimiento de la unidad euroatlántica en materia de seguridad y defensa.

La Cumbre ha supuesto la tercera vez que Pedro Sánchez y Olaf Scholz se reúnen de manera bilateral en 2022, tras la visita de Scholz a Madrid en enero pasado -pocas semanas después de ser elegido canciller- y la invitación de este agosto al presidente Sánchez -inédita hasta entonces con ningún otro mandatario español- para asistir al Consejo de Ministros alemán, en Meseberg. El próximo 14 de octubre ambos líderes volverán a encontrarse, en Berlín.

El escudo antimisiles europeo, en el aire

Este encuentro sirvió también para tratar la posible entrada de España a la defensa de misiles europeos, aunque desde La Moncloa lo dejan en el aire: "Lo estudiaremos". La oferta de defensa alemana es extensible a todos los miembros de la Unión Europea, por lo que se antoja muy posible que España entre en dicha alianza. 

No obstante, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró en el Congreso de los DIputados este miércoles que todavía no sabían grandes cuestiones de la cuestión. "En este momento no tenemos ninguna propuesta formulada desde ningún punto de vista", aseguró.  

La OTAN es actualmente el mecanismo de protección de la UE pero la invasión rusa de Ucrania ha abierto en canal el debate sobre una mayor integración europea en defensa. En este nuevo contexto se ha producido la propuesta de Scholz, que sería complementaria al sistema defensivo de la Alianza Atlánticapero que busca tener una mayor independencia de Estados Unidos en materia de seguridad. El escudo antimisiles de la OTAN tiene diseminados puntos estratégicos por toda Europa. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar