sábado, 31 de julio de 2021

Maggie, la primera mujer en vacunarse: "Es un regalo después de tanto tiempo sola"

El responsable del logro, Simon Stevens, advierte: “Este es solo el primer paso de un largo programa de vacunación. Nos llevará meses completar el trabajo y no debemos bajar la guardia”.


Maggie, la primera mujer en vacunarse: "Es un regalo después de tanto tiempo sola"
  • whatsapp
  • linkedin

La vacuna ya está en circulación. La primera persona en recibirla ha sido Margaret Keenan (Maggie), una británica de 90 años que estaba deseando ponérsela: “Soy una privilegiada por haber sido la primera. Es el mejor regalo que podía desear. Estoy ansiosa por pasar tiempo con mi familia en Año Nuevo después de haber estado casi todo el año sola”. Maggie también está haciendo un trabajo de pedagogía interesante: “Mi consejo para todo el mundo es que se la ponga. Si yo me la pude poner a los 90, tú también”.

El máximo responsable del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (el NHS, que es el organismo público que provee de servicios médicos a los ciudadanos de forma gratuita), Simon Stevens, ha agradecido el esfuerzo de todos los que han trabajado para conseguir este “logro extraordinario”: “Gracias a todos los que han hecho esto posible. A los científicos y los doctores que han trabajado sin descanso y a los voluntarios que han formado parte de los ensayos. Han conseguido en meses lo que normalmente tarda años en conseguirse”.

Pero Stevens advierte: los pies, en la tierra. “Este es solo el primer paso del programa de vacunación de mayor envergadura que ha vivido este país. Nos llevará varios meses completar el trabajo a medida que las vacunas vayan estando disponibles y no debemos bajar la guardia. Si seguimos vigilantes durante estos meses, podremos mirar atrás y ver que este fue un momento decisivo en la lucha contra el virus”, ha alertado el director ejecutivo del NHS.

La británica trabajaba en una joyería y se retiró hace cuatro años. Tiene dos hijos y cuatro nietos y está deseando verles en cuanto reciba la última dosis. En una nota de prensa, el NHS explica que Maggie lleva casi todo el año aislada y que celebrará la Navidad con su familia, pero en su “burbuja”. Recibirá la dosis de refuerzo dentro de 21 días para asegurar una respuesta firme contra el virus.

Un sistema complejo que tardará meses

El programa de vacunación está pensado para atender primero a los mayores de 80 que estén hospitalizados o sigan necesitando ayuda médica. Los siguientes serán los trabajadores sanitarios de esos centros. Está previsto que esta semana llegue al Reino Unido un cargamento inicial de 800.000 dosis de la vacuna de Pfizer, aunque el primer ministro británico, Boris Johnson, ya ha reconocido que la distribución implicará “un inmenso reto logístico” y tardarán meses en proteger a las personas más vulnerables a los efectos del virus, según recoge The Guardian. De momento, cientos de miles de residentes tendrán que esperar al siguiente reparto.

El proceso es complicado: las dosis viajan desde Bélgica, donde se producen, en cajas especiales que las mantienen a una temperatura de -70ºC durante diez días. De ahí, viajan en avión o en tren hasta unas instalaciones en las que se almacenan. Unas furgonetas acondicionadas las recogen (las cajas se pueden ir recargando con hielo seco) y llegan a los centros de vacunación. Los pacientes reciben una dosis y, a los 21 días, la otra. El Gobierno británico reconoce que es difícil hacer funcionar el sistema: “Es un producto muy complejo y frágil. No es un yogur que tú puedas sacar de la nevera y volver a meter varias veces”, ha asegurado el asesor de Sanidad de Downing Street, Jonathan Van-Tam.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar